Galicia

Conde cree que el Gobierno da la espalda al futuro de Alcoa

Galicia

Galicia

Conde cree que el Gobierno da la espalda al futuro de Alcoa

Los trabajadores de Alcoa y de otras empresas de A Mariña, durante la marcha por Cervo.
photo_cameraLos trabajadores de Alcoa y de otras empresas de A Mariña, durante la marcha por Cervo.
Más de 1.500 personas vuelven a reclamar en Cervo soluciones para la planta de San Cibrao
nnn  El conselleiro de Economía de la Xunta de Galicia, Francisco Conde, afirmó ayer que "el Gobierno sigue sin dar una solución a una industria", la del aluminio, que "necesita todo el apoyo del Gobierno y de una buena política industrial". Según manifestó Conde, "parece claro que el Partido Socialista no quiere dar una solución a este problema", algo que desde el Ejecutivo gallego lamenta. "Estamos trasladando propuestas concretas de cómo se puede encontrar una solución", afirmó Conde, sobre todo desde "el punto de vista del precio eléctrico", abundó.
El pasado lunes, la Xunta trasladó al Gobierno central "que España se pueda acoger al fondo Europeo" que va a permitir la recuperación de sectores estratégicos y esenciales a nivel europeo. "Entendemos que el aluminio debería de formar parte de un marco específico", manifestó el conselleiro, quien comentó  que "entienden que hay una base clara para apoyar a Alcoa" y para que el precio eléctrico "sea competitivo", y reseñó  que "no" piden "nada que no estén haciendo otros gobiernos", como es el caso de Alemania o Francia.
Por ello, Conde cree que "hay base para que la industria del aluminio y las electrointensivas" puedan estar dentro del marco de apoyo para los sectores esenciales.
La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, instó por su parte a la Xunta a que ejerza sus competencias en materia industrial en vez de "buscar culpables" ante un posible cierre de Alcoa en San Cibrao y le pidió lealtad institucional para mantener el empleo industrial en la comunidad.
 Los trabajadores de Alcoa volvieron a salir a la calle en la jornada de ayer para protestar contra el cierre de la planta de aluminio en San Cibrao (Lugo), en una jornada que congregó  a más de 1.500 personas en A Mariña. Después de hacer una ruta por el municipio de Cervo, la movilización terminó en la factoría de San Cibrao, en donde se hizo una barricada que cortó la entrada y salida de la planta.
El alcalde de Cervo, el popular, Alfonso Villares, indicó que este es un momento "de preocupación" porque todos los trabajadores y sus familias están "viendo en riesgo su forma de vida". Remarcó que se trata de un empresa que "lleva más de 40 años funcionando y es más que entendible la situación que se está viviendo en cuanto a movilizaciones".  n

Más en Galicia
Comentarios