Galicia

Buscan a los falsos vendedores de coches que dieron cuatro golpes en Galicia

Galicia

Galicia

Buscan a los falsos vendedores de coches que dieron cuatro golpes en Galicia

Agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional están cooperando en una investigación conjunta para tratar de identificar, localizar y detener a los miembros de una banda de falsos vendedores de coches que han actuado al menos en cuatro ocasiones en Galicia, tres veces en municipios de la provincia de Lugo y una en el de Ourense.

El último caso es el de un vecino de Burgos, un hombre de 37 años de edad, que acabó ayer por la tarde en el Hospital Comarcal de Monforte de Lemos a causa de un fuerte golpe en la cabeza, el que recibió en su encuentro con los miembros de esa banda de falsos vendedores de coches, con los que supuestamente se disponía a cerrar la compra de un vehículo de alta gama.

Fuentes policiales informaron a EFE de que todos los indicios y pruebas recabadas hasta el momento por los investigadores de ambos cuerpos apuntan a que los autores de este violento robo son los mismos que antes protagonizaron sucesos similares en Sarria (Lugo), Coles (Ourense) y hace apenas dos meses por primera vez en Monforte de Lemos.

"Todos las investigaciones que hemos realizado hasta ahora apuntan a que los cuatro casos están relacionados", señalan los mismos informadores.

De hecho, "el modus operanti es el mismo", porque en los cuatro casos que están siendo investigados los falsos vendedores citaron a sus víctimas "en el extrarradio de los núcleos de población" y, nada más establecer contacto con ellas, lo primero que hicieron "fue quitarles el teléfono móvil".

Con esa forma de proceder, precisan, se aseguran de que "tendrán tiempo suficiente para huir del lugar del robo" y "cuando las víctimas tienen posibilidad de dar aviso, probablemente ellos ya están lejos".

La misma fuente también lamenta la falta de prudencia de las propias víctimas al acudir a una zona apartada para encontrarse con gente a la que no conocen de nada y con una "gran suma de dinero en efectivo", cuando hoy en día hay formas de pago mucho más seguras, sostienen.

Más en Galicia
Comentarios