España

Las instituciones se unen en silencio por los fallecidos durante la pandemia

España

españa

Las instituciones se unen en silencio por los fallecidos durante la pandemia

Don Felipe y doña Letizia junto a la Princesa Leonor y la Infanta Sofía han guardado un minuto de silencio en memoria de los fallecidos por la pandemia del COVID-19
photo_cameraDon Felipe y doña Letizia junto a la Princesa Leonor y la Infanta Sofía han guardado un minuto de silencio en memoria de los fallecidos por la pandemia del COVID-19
La familia real guardó un minuto de silencio en Zarzuela al mismo tiempo que los diputados hacían lo propio en el Congreso

El minuto de silencio unió ayer a todas las instituciones, desde la Jefatura del Estado, el Gobierno y el Parlamento hasta los Ejecutivos autonómicos y los ayuntamientos, para rendir homenaje a los miles de fallecidos por el coronavirus en la primera jornada de luto oficial por la pandemia. El Congreso interrumpió su sesión plenaria a instancias de su presidenta, Meritxell Batet, para que diputados y trabajadores de la Cámara pudieran recordar a las víctimas de la covid y a sus familiares, mientras en el Senado, su presidenta, Pilar Llop, y varios senadores y funcionarios, lo han hecho a las puertas de la institución.
En un mensaje al inicio del pleno, Batet aseguró que "todos nos sentimos huérfanos de tantos de nuestros mayores" con motivo del arranque de los diez días de luto, el más largo de la democracia.
En el Palacio de la Zarzuela, el rey Felipe VI, junto a la reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, todos de luto riguroso, permanecieron también en silencio en los jardines del recinto ante una bandera nacional que ondeaba a media asta. "España llora por tantos miles de compatriotas que hemos perdido en esta pandemia. Muchos siguen haciéndole frente para salir adelante. A todos, junto a sus familias, les debemos nuestro recuerdo, nuestro duelo y nuestro cariño", reza el mensaje del monarca.

Pedro Sánchez
Al mismo tiempo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que a primera hora había acudido a la sesión de control del Congreso, participó igualmente en el homenaje silencioso en la escalinata del edificio del Consejo de Ministros. Le acompañaron la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y numerosos trabajadores del Palacio de la Moncloa.
Gestos que se repetieron en las sedes de las principales instituciones del Estado, como el Tribunal Constitucional, a cuyas puertas han salido su presidente, Juan José González Rivas, magistrados, letrados, funcionarios y trabajadores, siempre con la bandera de España a media asta.
Y también en las instituciones autonómicas, ya que, tanto sus gobiernos como sus parlamentos, han recordado a las más de 27.000 personas fallecidas en España por la pandemia, cumpliendo así con el luto oficial nacional que, en el caso de algunas autonomías gobernadas por el PP, como Andalucía o Madrid, repiten las jornadas de condolencias que ya habían decretado en su propio ámbito.
Desde la Comunidad Valenciana, su presidente, Ximo Puig, que guardó un minuto de silencio en el Palau de la Generalitat, aseguró sentir un "dolor incomparable, un sentimiento de pérdida colectiva".
Y el alcalde de Zaragoza, el popular Jorge Azcón, aprovechó la conmemoración para remarcar que le hubiera gustado que el luto decidido por el Gobierno central hubiera llegado mucho antes. 

Sanidad advierte de que una "pequeña fiesta inocente" puede generar una onda epidémica

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, advirtió ayer de que una "pequeña fiesta inocente" en la que no se respetan las medidas impuestas para controlar los contagios de covid-19 puede generar una nueva onda epidémica a nivel nacional. 
En rueda de prensa tras la reunión del Comité Técnico de Seguimiento del Coronavirus, el epidemiólogo ha explicado que por el momento "no se ha detectado ninguna señal de un posible rebrote", aunque ha admitido que hay "focos concretos" en algunas provincias con "pequeños agrupamientos de casos que en principio se están controlando correctamente".
"Pero estos rebrotes que probablemente ahora mismo no tenemos podrían empezar a partir de esas agrupaciones locales de las que sí tenemos información", ha alertado, especificando que algunas reuniones sociales con más gente de la permitida en la fase en la que se encuentra ese lugar "han podido ser la causa de origen de esos brotes locales".
"Hay que ser conscientes de que esto no se ha terminado. Ir mejorando las restricciones no implica que el riesgo sea cero. Todavía existe la posibilidad de un brote por una pequeña fiesta inocente, que podría ser el inicio de otra onda epidémica a nivel nacional. Si no estamos todos ya en la tercera fase o en la nueva normalidad es porque debemos ir despacio. Todavía hay riesgo. Pediría por favor que entiendan que pasar de fase no es estar libres de riesgo", ha afirmado rotundamente.
Pese a sus palabras, señaló que la transmisión poblacional "se ha reducido mucho" en España por las restrictivas medidas de movilidad. "Hay muy poquita transmisión comunitaria, pero todavía hay algunos focos donde pueden transmitirse, allá donde están los positivos, como hospitales. 
Pese a la baja transmisión que tenemos ahora, todavía existen esas cadenas de trasmisión, a pesar de que vamos reduciendo las medidas de confinamiento tenemos que mantener las medidas", concluyó Fernando Simón. 

Más en España
Comentarios