España

Illa pronostica "semanas muy duras en Madrid" por el covid

España

lucha contra el coronavirus

Illa pronostica "semanas muy duras en Madrid" por el covid

Acceso a la estación de metro de Usera, uno de los barrios más afectados de Madrid.
photo_cameraAcceso a la estación de metro de Usera, uno de los barrios más afectados de Madrid.
El 86,5% de trabajadores que vive en zonas con restricciones se desplaza a diario a lugares sin ellas

n n n "Vienen semanas duras en Madrid y hay que actuar con determinación para tomar el control de la pandemia". Las palabras pronunciadas ayer por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, son las mismas que repitió una y otra vez la pasada primavera cuando el objetivo era el de doblegar la curva de contagios y las muertes se multiplicaban hasta llegar en un solo día a 900. Doblegar la curva de una transmisión descontrolada del covid-19, que ha colocado a España a la cabeza de Europa, vuelve a ser la prioridad para hacer frente a la amenaza que se proyecta de nuevo sobre el sistema sanitario, pese a que las circunstancias son bien distintas a las de aquellos meses de marzo y abril bajo el estado de alarma, la carencia de medios y el desconocimiento del virus.
La forma de hacerlo, la determinación, es el polémico objeto del debate, en particular en Madrid: medidas restrictivas controladas o un nuevo confinamiento, con excepciones y una duración mucho más limitada, pero confinamiento, como cada vez proponen o vaticinan más epidemiólogos y expertos en salud pública, que ven complicado revertir una situación tan compleja con simple "cirugía menor".
Consideran estos especialistas que limitar aforos, reuniones y movimientos, como se ha hecho en otros puntos de España, no será suficiente en Madrid por la magnitud de la transmisión fuera de control y las contradicciones de esas medidas, ya en vigor en 37 zonas de salud con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes y que se extenderán este viernes a otras con esa misma ratio.

contradicciones
Una de esas contradicciones, más o menos intuida, la subraya un estudio conocido ayer de la Universidad Politécnica de Madrid, basado en datos de la Encuesta Domiciliaria de Movilidad 2018, que revela que el 86,5% de los trabajadores que viven en esas 37 zonas sanitarias se desplaza a diario a lugares libres de restricciones. Sí que hacen incidencia los expertos, sin embargo, en una herramienta que estará disponible en breve en Madrid y en el resto de España, los test de antígenos, que permitirán acortar mucho los plazos de los diagnósticos, por lo que facilitarán la estrategia para poder controlar la pandemia.
Las autoridades madrileñas, ahora en más estrecha coordinación con el Gobierno tras constituir el Grupo Covid-19, han optado por la vía intermedia de las restricciones, aunque no descartan que se tengan que tomar esas u otras medidas en toda la Comunidad, como sañaló ayer el viceconsejero autonómico de Sanidad, Antonio Zapatero.
El ministro Illa remarcó de nuevo la determinación al señalar que "hay que estar preparados para todos los escenarios", antes de pronunciar una de las frases de la jornada: "Vienen semanas duras en Madrid", donde la acumulación diaria de casos notificados supera los 3.000 con una incidencia media en los últimos 14 días de 746,15 frente a la media española de 283,26. n 

Comentarios