España

Galicia, aislada a su pesar tras los cierres de Asturias y Castilla y León

España

España

Galicia, aislada a su pesar tras los cierres de Asturias y Castilla y León

Control de carretera de la Ertzaintza en el peaje de Iurreta (Bizkaia) para velar por las restricciones.
photo_camera Control de carretera de la Ertzaintza en el peaje de Iurreta (Bizkaia) para velar por las restricciones.
La mitad de los españoles no podrá salir ni entrar de sus territorios sin motivo justificado al establecer fronteras contra el covid

 Nueve comunidades autónomas han anunciado su cierre perimetral para frenar la propagación del coronavirus, al sumarse a esta restricción Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Murcia, mientras que Madrid ha anunciado que pedirá hacerlo solo por días para limitar el movimiento únicamente en el puente.
Tras el anuncio de los nuevos cierres, unido a la entrada en vigor del de Asturias, Galicia quedará aislada  desde el viernes por carretera, pese a que el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo se resiste a adoptar la medida de "confinar" su territorio. A los cierres de las autonomías españolas se unen además las limitaciones anunciadas desde Portugal, muy restrictivas con la entrada de extranjeros, que solo podrán acceder a su territorio en circunstancias muy concretas.
El establecimiento de fronteras contra la covid-19 alcanzará a 19 millones de españoles, 24 -uno de cada dos- si se suma a la Comunidad de Madrid. Prácticamente la mitad de los españoles no podrá salir ni entrar de sus territorios sin motivo justificado, una fórmula que busca reducir la propagación del coronavirus e impedir que los ciudadanos viajen en el Puente de Todos los Santos, que arranca el viernes.
Andalucía, la comunidad autónoma más poblada de España, con 8,4 millones de habitantes, ha sido la última en sumarse ayer al cierre perimetral, y lo hará hasta el 9 de noviembre. Antes lo habían anunciado Murcia, y posteriormente Castilla y León y Castilla La Mancha (también hasta el día 9) que comparecieron en una rueda de prensa junto a la Comunidad de Madrid donde la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, anunció que pedirá que los cierres se puedan decretar por días de cara al puente de Todos los Santos, o de lo contrario no lo decretará. 

comunidades y municipios
Cuando entren en vigor los nuevos confinamientos anunciados hasta este momento ya no se podrá entrar ni salir, salvo casos justificados, de Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia, Aragón, el País Vasco, Navarra, La Rioja y Asturias, a falta de clarificar el caso de Madrid.
Además, en algunas de las regiones cerradas perimetralmente el confinamiento es también de puerta para adentro, cerrando municipios. Es el caso de Murcia, pero también de País Vasco, donde los ciudadanos no pueden salir ni de su región ni de su ciudad. Lo mismo ocurre en las tres capitales aragonesas, Zaragoza, Huesca y Teruel.
La movilidad no está restringida por el momento en Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Cantabria, Baleares ni Canarias, aunque en algunos casos sí hay cierre de municipios en estos territorios, es el caso de Ourense o de Fuenlabrada de los Montes, en Badajoz, mientras que la Comunidad Valenciana se lo plantea para el puente en determinadas localidades.
Mientras tanto los contagios continúan al alza una jornada más, tras notificar ayer el Ministerio de Sanidad 19.765 positivos, con Madrid de nuevo a la cabeza en nuevos casos -2.152- y una incidencia en todo el país de 452,63 casos por cada 100.000 habitantes.

El Gobierno pacta una alarma de seis meses a cambio de que Pedro Sánchez rinda cuentas

El Gobierno se aseguró ayer que la prórroga del estado de alarma dure seis meses, aunque para ello ha tenido que negociar con los grupos una exposición mayor de Pedro Sánchez ante el Congreso, ya que deberá comparecer cada dos meses para informar sobre la evolución de la pandemia.
El PSOE apoyará una propuesta de resolución de ERC para modificar el contenido del decreto ley con el que el Ejecutivo pide alargar el estado de alarma hasta el 9 de mayo de 2021. El portavoz de los independentistas, Gabriel Rufián, negoció con su homóloga socialista, Adriana Lastra, una rutina de comparecencias del presidente bimestral.
Fuentes de la dirección socialista señalan que esa será la propuesta que apoyarán este jueves cuando el pleno del Congreso vote las resoluciones presentadas por los grupos. Sobre la mesa, Lastra tenía varias opciones: el PP abogó por comparecencias de Sánchez cada dos semanas; Cs, Más País y Compromís, cada mes; y ERC, cada dos meses. Ésta última la han compartido JxCat y EH Bildu.
Como será ésta la que respalden el PSOE y Unidas Podemos, la resolución registrada por ERC saldrá adelante, y Sánchez, por tanto, tendrá que pedir cada dos meses acudir al pleno para explicar de qué manera está avanzando la segunda ola de la pandemia y cómo están funcionando las medidas adoptadas para atajarla.
La oposición al completo rechazó la pretensión inicial del Ejecutivo de que fuera el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien en la comisión parlamentaria de su ámbito diera las explicaciones.
Se arriesgaba el PSOE a quedar desmarcado de la exigencia mayoritaria de que hubiera más control del Congreso, así que abrió con las formaciones del bloque de la investidura un campo de negociación centrado en que fuera Sánchez el que compareciera, no Illa, cuentan fuentes que han participado en las conversaciones.
El objetivo fue acordar una periodicidad que, no obstante, no llegará a la del estado de alarma que hubo entre marzo y junio, cuando el presidente acudió cada dos semanas.