Atlántico

ESPAÑA

A Coruña recibe entre aplausos a 30 de los policías destacados en Cataluña

El agente vigués herido durante los disturbios de Barcelona evoluciona favorablemente y ya "responde a estímulos"
Un centenar de personas recibieron en A Coruña al grito de "valientes" a los agentes de la Unidad de Intervención.
Un centenar de personas recibieron en A Coruña al grito de "valientes" a los agentes de la Unidad de Intervención.
A Coruña recibe entre aplausos a 30 de los policías destacados en Cataluña

Más de un centenar de personas recibieron ayer en A Coruña al grito de "valientes" a un grupo de 30 agentes de la Unidad de Intervención Policial VIII destacados en Cataluña para hacer frente a los disturbios. Los policías llegaron a la Comisaría de Lonzas en ocho furgones sobre las 12.00 horas y eran recibidos por coruñeses y compañeros del cuerpo entre aplausos.
Los agentes descansarán durante una semana antes de volver a Cataluña para dar el relevo a los compañeros que continúan haciendo frente a los disturbios que protestan por la sentencia del procés. En total, hay 170 agentes de la Policía Nacional de Galicia en Cataluña, tres grupos pertenecientes a A Coruña y dos a Vigo, según informó la secretaria provincial del Sindicato Unificado de Policía, Sandra Castro, que apuntó además que "nunca jamás habían visto semejante brutalidad contra ellos, ni el 15-M, ni en la operación Copérnico en el 2017, ni con minería, ni con astilleros". Asimismo, ha narrado que sus jornadas en Barcelona han sido de 15 a 17 horas "y no son relajadas", sino que han aguantado, asegura, "agresiones, pedradas e intentos de herirlos". "La Policía no entiende de elecciones ni de partidos políticos; se dedica a mantener el orden público y a hacer su trabajo", ha aseverado Castro.
La secretaria provincial del Sindicato Unificado de Policía denunció además que el pasado viernes tuvieron "la tanqueta de agua aparcada" sin poder utilizarla cuando "era un medio necesario para disuadir a la masa que allí había concentrada", por lo que ha pedido que les dejen usar todos los medios que tienen a su alcance. "La moderación lo único que nos puede traer son problemas y heridos", ha lamentado la responsable provincial del SUP.

evolución de los heridos
En cuanto al agente gallego que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por una fractura en el húmero, Castro ha informado de que "evoluciona bien", y sobre el otro policía gallego herido "va mejorando", añadió en declaraciones a los periodistas en otro acto el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.  En concreto, el más grave, el agente vigués, ya "responde a estímulos", mientras que su compañero, natural de Cervo, será trasladado a Galicia "en unos días".
Según la información facilitada por el Sindicato Unificado de Policía, el agente que sufrió las heridas más graves, y que tiene un traumatismo craneoencefálico, evoluciona de forma "favorable", aunque todavía permanece en la UCI con respiración asistida y en estado grave. En todo caso, han destacado, "responde a estímulos y entiende cuando le hablan", aunque "todavía se encuentra bajo los efectos de la sedación".
Mientras, el alcalde de Cervo (Lugo), el popular Alfonso Villares, exprsó ayer la conmoción del municipio tras conocer que uno de sus vecinos había resultado herido en los disturbios de Barcelona y ha juzgado como "un atentado" lo sucedido. El agente herido, perteneciente a la comisaría de A Coruña, es natural de este ayuntamiento lucense, en concreto de la parroquia de Riocobo. Sus padres, según puntualizó Villares, "se vinieron hace unos años cuando se instaló la fábrica de Alumina-Aluminio" en el municipio.
El alcalde gallego, que conoce "perfectamente" a este vecino, ha insistido en su sorpresa al conocer que estaba afectado. "La verdad que es una sorpresa desagradable, como todo lo que está aconteciendo en Cataluña con estos atentados  contra las fuerzas de orden público".
Por su parte, el secretario regional de la Confederación Española de Policía, Borja Varela, ha manifestado tras la llegada de los agentes a Lonzas que algunos de ellos "llevan muchísimos años en la Unidad de Intervención Policial y no recuerdan una situación de esta violencia". 
Varela ha criticado además a "los responsables policiales y políticos" porque "habiendo más unidades en reserva, no se dio la orden de apoyar a los compañeros que lo necesitaban". "Las fuerzas de seguridad estuvieron totalmente sobrepasadas, y llegaron a acabar el material antidisturbios", ha indicado.