Atlántico

ECONOMÍA

El liquidador de Vulcano propone un ERE de extinción inmediato

Los sindicatos urgen la intervención de la Xunta para evitar que el astillero se trocee y poder venderlo entero 

El buque arrastrero "Argos Cíes" de Armadora Pereira fue construido por el astillero Nodosa de Marín.
El buque arrastrero "Argos Cíes" de Armadora Pereira fue construido por el astillero Nodosa de Marín.
El liquidador de Vulcano propone un ERE de extinción inmediato

El liquidador propuesto por el Juzgado de lo Mercantil número 3 en Vigo para Vulcano pretende finiquitar el astillero vigués en el menor tiempo posible. En el encuentro mantenido esta semana con el comité de empresa, propuso llevar a cabo con inmediatez un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para extinguir los contratos de la plantilla, unos 70 trabajadores, para minimizar los costes del proceso de liquidación. 
Los sindicatos alzan la voz y hacen un llamamiento urgente a la Xunta para que los reciba y evitar que el astillero se trocee. "Somos conscientes de que este escenario era posible, pero no compartimos que ésta sea la salida", indica Rubén Pérez, responsable de UGT-industria en Vigo. 
Los representantes de los trabajadores apuestan por que se mantenga la unidad productiva del astillero y la plantilla en su conjunto para tratar de darle salida con un posible inversor. "Ahí entra la Xunta, al más alto nivel, que esperamos que nos convoque junto con el liquidador para buscar una solución", señala el sindicalista, que recuerda el caso de la extinta Factoría Naval de Marín que fue rescatada por Nodosa al hacerse con sus instalaciones y trabajadores.
La situación de Factorías Vulcano, que este año cumple un siglo de historia, es muy crítica. Soporta una deuda millonaria importante, parte arrastrada de su antigua filial Juliana que quebró y también del proceso concursal que el propio astillero vivió hace unos años. No tiene ninguna actividad tras la entrega del buque "Villa de Teror" hace unas semanas a Trasmediterránea y la posterior solicitud de liquidación por parte de sus propietarios, la familia Santodomingo.
El BNG pidió a la Xunta que se haga con el control de la factoría de Teis convirtiéndolo en público o semipúblico. El partido nacionalista propone que se albergue en sus instalaciones el Centro de Reparaciones Navales tan demandado en la Ría. 
La Autoridad Portuaria de Vigo, por su parte, mostró su interés por hacerse con la concesión y ampliar la terminal de Guixar si no hay ningún comprador interesado. Por el momento, el Puerto autorizó a Vulcano usar la lámina de agua para amarres de barcos, una manera de poder obtener ingresos mientras no despeje su futuro que, por el momento, pinta muy negro.