Economía

Díaz asegura a los empresarios que los ERTE se van a mantener

Economía

Economía

Díaz asegura a los empresarios que los ERTE se van a mantener

Yolanda Díaz, durante su intervención en la jornada "Mirando al futuro", en Barcelona.
photo_cameraYolanda Díaz, durante su intervención en la jornada "Mirando al futuro", en Barcelona.
La ministra de Trabajo agradeció a los representantes de los emprendedores su esfuerzo en la crisis

n n n La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, quiso lanzar ayer un mensaje de tranquilidad y certeza ante el empresariado catalán, al que aseguró que se van mantener las ayudas a los ERTE "siempre que sea necesario". Durante su intervención en la jornada "Mirando a Europa" organizadas por la patronal catalana Foment del Treball y la consultora Grant Thornton, Díaz reiteró que no tiene sentido hacer un despliegue de recursos como el que se ha hecho con los ERTE para "en el momento más delicado" dejar caer a las empresas.
"Les pido que hagamos un esfuerzo más, que se sientan acompañados", defendió la ministra mientras las negociaciones entre patronal, sindicatos y Gobierno para fijar las condiciones de los ERTE más allá del 30 de septiembre parecen haber encallado con dos puntos de bloqueo: que la ampliación se haga solo con criterios sectoriales y el esquema de bonificaciones.
Díaz alabó el papel del empresariado en estos meses -"han salvado ustedes a las empresas, han salvado a los trabajadores"- y pidió "caminar juntos" en el momento de mayor complejidad de la economía con el diálogo como clave para superar esta situación.

agradecimiento
El presidente de la patronal Foment, Josep Sánchez Llibre, celebró el discurso de la ministra, a quien agradeció que haya trasmitido tranquilidad respecto a los ERTE y que haya resaltado el papel de las empresas desde que estalló la crisis sanitaria y económica porel covid-19. No obstante, recordó que todavía quedan peticiones de los empresarios por aclarar como el coste exacto de los ERTE en cotizaciones o la demanda de que se amplíen sin fecha de caducidad para no tener que abordar sucesivas prórrogas.
Desde Foment también se pidió la puesta en marcha urgente de "planes de choque" para los sectores que han sufrido con mayor profundidad la crisis, como la hostelería, el comercio, la cultura o los deportes.
Respecto a la prórroga de las ayudas a los ERTE, el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, insistió  en que se tienen que mantener, pero dejando que las empresas que perciban que sus dificultades no son temporales puedan recurrir a otros mecanismos de flexibilidad laboral, en lugar de mantener artificialmente un expediente de regulación temporal de empleo. "Se están generando cambios estructurales y hay que permitir que el tejido productivo los acomode adecuadamente",  afirmó el gobernador durante su intervención en la jornada, en la que subrayó que la política económica debe ser más "quirúrgica" en esta fase de la recuperación, con medidas más afinadas que deberían centrarse en las empresas viables.
En su opinión, no es descartable que los problemas de liquidez de las empresas se acaben convirtiendo en un problema de endeudamiento, lo que unido a peores perspectivas de demanda y rentabilidad puede generar problemas de solvencia. Por esta razón, consideró necesario contar con un sistema de reestructuración empresarial que sea muy flexible y permita salvar a las empresas cuando todavía son viables. A las medidas a corto plazo añadió la urgencia de reformas estructurales que mejoren el crecimiento potencial de la economía española, que ya era relativamente bajo antes de la pandemia de coronavirus.

dependencias
También participó el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, que señaló que la economía española tiene una dependencia del sector servicios que la hace más sensible a los rebrotes de covid-19. "Cuando la crisis se reconduzca habrá que volver a hacer esfuerzos, pero ahora toca actuar con la política fiscal, aún sabiendo que vamos a tener un legado indeseado en términos de deuda pública", añadió  De Guindos, que calculó que ese incremento será de entre 10 y 15 puntos más de PIB de media para la zona del euro. n