Deporte local

El Villarreal viajará a Vigo con la mente puesta en Europa

Deporte local

celta

El Villarreal viajará a Vigo con la mente puesta en Europa

Quintillá avanza ante Brais Méndez en el partido de la primera vuelta.
photo_cameraQuintillá avanza ante Brais Méndez en el partido de la primera vuelta.
El equipo castellonense perdió la plaza continental en las dos jornadas previas al parón
El Villarreal afronta el regreso de la competición liguera, el próximo sábado en Balaídos ante el Celta, con el objetivo de poder alcanzar la clasificación para una competición europea, ya que actualmente ocupa la octava plaza de la tabla clasificatoria.
El hecho de que finalmente se jueguen estas once jornadas permite a los de Javier Calleja aspirar a una de las plazas de la Liga Europa, que pasaba por ser el objetivo de la campaña desde el pasado verano. El Villarreal perdió esas plazas en las dos jornadas anteriores al parón por la pandemia.
En el equipo castellonense calculan que para poder alcanzar este objetivo están obligados a ganar un mínimo de seis o siete de los once partidos que quedan, por lo que deben aprovechar que disputarán seis de ellos como local y cinco como visitante, aunque habrá que ver si el jugar en casa es positivo o no, ante la ausencia de público.
El Villarreal afronta un calendario complicado, ya que debe enfrentarse todavía con la mayoría de sus rivales por las plazas europeas y frente a la mayoría de los equipos de la parte alta de la tabla.
Así, el equipo castellonense se medirá al Valencia, que le antecede en la tabla y que marca esas plazas europeas. A lo que se suma el tener que enfrentarse al Barcelona, Real Madrid, Real Sociedad, Getafe o Sevilla, todos de la zona alta de la clasificación, además de Celta, Mallorca y Eibar, que luchan por salvar la categoría.
Los partidos con Granada y Betis, ya son duelos con equipos de la zona media de la tabla, aunque ambos pelearán por acercarse a Europa, por lo que el partido con el Villarreal puede ser clave.
El regreso viene marcado además por los partidos en Vigo y con el Mallorca en casa, que al ser los dos primeros se consideran muy importantes tanto desde el club como por el técnico, al ser vital arrancar con fuerza en una competición tan corta.
Respecto al estado de la plantilla, la noticia más positiva es el retorno del capitán Bruno Soriano al equipo, que tras tres años lesionado ya está trabajando con sus compañeros y aspira a poder jugar en esta recta final. En el capítulo de lesiones, lo más destacado es la baja del defensa argentino Ramiro Funes Mori, que se pierde estos once partidos por una lesión en el tendón del recto anterior.
Ante la exigencia de tantos partidos en tan poco tiempo, el técnico ha decidido contar con algunos jugadores del equipo filial, con la idea de utilizarnos de ser necesarios ante posibles lesiones o sanciones. Jugadores como el portero Jorgensen, los defensas Migue Leal y Andrei, los medios Baena, Iván Martín y Lozano, a los que se suma el delantero Fernando Niño.
Además, estos meses sin competir han permitido que jugadores como Manu Morlanes y Alberto Moreno se recuperaran de sus molestias, lo que supone que regresen al equipo con total normalidad.
Para el primer partido, Javier Calleja contará además con la baja del lateral Rubén Peña, sancionado por acumulación de tarjetas, al que se sumaría el propio técnico, también sancionado. n

Más en Deporte local
Comentarios