Deporte local

El triunfo de la esperanza

Deporte local

traineras liga act

El triunfo de la esperanza

Todos los equipos entrenaron ayer en la playa de Riazor para preparar de la mejor manera el estreno liguero.
photo_cameraTodos los equipos entrenaron ayer en la playa de Riazor para preparar de la mejor manera el estreno liguero.
La ACT comienza hoy en A Coruña tras superar la incertidumbre marcada por la Covid-19
Cuando el coronavirus paró el mundo hace tres meses y medio, todo se cubrió con un manto de incertidumbre. También el deporte. Incluso eventos veraniegos vieron amenazada su celebración. Entre ellos, la Liga ACT. Sin embargo, la constancia y disciplina de los deportistas para entrenar en casa y acortar los plazos tradicionales en una pretemporada exprés, unidas a unas rigurosas medidas de seguridad, han permitido a la máxima categoría de las traineras en España seguir adelante. Hoy cristaliza esa esperanza en A Coruña (17:40, TVG2).
"Fueron tres meses muy duros", reconoce David Santomé. El remero moañés de Kaiku está "con muchas ganas" de iniciar la competición hoy en la bahía ártabra, después de un confinamiento en el que trabajó en su casa moañesa. "Aquel viernes previo al estado de alarma salíamos hacia Bilbao y ya nos llamó el presidente para que nos diéramos la vuelta", recuerda Santomé, que viaja semanalmente a Euskadi para entrenar o competir. "Nos merecemos disfrutar", confiesa con la ilusión de un juvenil.
Tras tanto tiempo parados, subirse al barco fue raro de primeras. "Llagas en las manos y en el trasero la primera semana y agujetas en la segunda", bromea Vicky Piñeiro. Esta canguesa, mito viviente del remo -ha ganado seis veces la bandera de La Concha-, mantiene la ilusión de seguir ganando pese a conquistar las últimas tres ligas de manera consecutiva. Y más después de un confinamiento que se le hizo cuesta arriba en el aspecto mental. "Se hace duro porque entrenas sin saber si vas a competir", confiesa la morracense, que no tuvo mayor problema aparte de ese ya que está "acostumbrada al remoergómetro". Y tanto. Piñeiro ya sabe lo que es ser campeona del mundo de la modalidad.
Juan Zunzunegui, remero y entrenador de Zierbena, asume con su habitual tranquilidad la situación. "En invierno vienes pasado de peso y cuesta tener buenas sensaciones en la trainera. Pero esta vez vino la gente bien de forma y la adaptación fue bastante rápida", destaca el vigués, que espera que su barco esté hoy "muy cerca del tope" en Coruña. Pese a toda la incertidumbre generada por la pandemia, 'Zunzu' no espera grandes sorpresas. "Si acaso en una regata puntual", destaca.
"Es que todos estamos igual", refrenda Santomé, que cree que Kaiku tiene "mucho margen de mejora a nivel técnico" en la temporada. "Pero el que sabe remar, sabe remar", apunta el moañés, que está satisfecho con las sensaciones de su equipo. "Soy veterano, pero tengo mucha hambre", advierte.
Igual está Vicky. Orio defiende el título, pero la morracense vislumbra una liga femenina mucho más igualada que otros años y da opciones a las cuatro embarcaciones. "No descarto a nadie", avisa. Eso sí, tanto ella como sus compañeras se sienten preparadas para defender el título: "Hemos entrenado mucho".
En el caso de Zierbena, Zunzunegui apuesta por "mantener el sitio en la tanda de honor y a partir de ahí pelear por las banderas". El vigués cree que no habrá sorpresas a largo plazo pese a la inusual situación provocada por tres meses de oscuridad. Hoy sale el sol en A Coruña. A remar para celebrarlo.n

Más en Deporte local
Comentarios