Atlántico

DANIEL CERQUEIRA. PÍVOTE DEL FRIGORÍFICOS DEL MORRAZO

"No solo hay que mirar el dinero, estoy bien aquí"

Daniel Cerqueira, a los 34 años, renueva una temporada más con el Frigoríficos del Morrazo Cangas tras desechar varias ofertas por continuar en el club morracense. Un año más, fue un jugador fundamental con presencia en todos los encuentros. 

Dani Cerqueira lanza a portería en un encuentro de este curso.
Dani Cerqueira lanza a portería en un encuentro de este curso.
"No solo hay que mirar el dinero, estoy bien aquí"

¿Le costó tomar la decisión de seguir ahí?
Siempre hay que pensar las cosas y consultarlo con la familia. Tardé un tiempo hasta decidir seguir aquí un año más. Tuve propuestas de otros sitios y hablé con el Frigoríficos. Ellos mostraron interés en mi continuidad y yo también quería seguir. Hablando terminé por dar el paso. 

Ya es veterano, pero cada año tiene propuestas. 
La tierra tira y estoy en casa. La primera opción siempre es seguir aquí. Hay otras ofertas y lo piensas, pero estoy contento en el Frigoríficos y me siento valorado. En estas condiciones, la decisión es más fácil.  

¿Algo de dinero se deja?
Pero no sólo hay que mirar eso. Son otras cosas las que hay que valorar. Estar en casa es algo que no se paga y, además, estoy cómodo y es complicado moverse. Hace tres meses, además, empecé a trabajar en horario de mañana. También el club hizo un esfuerzo ahí y son detalles que tienes que valorar. Muestran interés y parte de la decisión vino por ahí.   

Un año más, se salvaron en las últimas jornadas. 
Nosotros sabemos que tenemos que luchar. Son años de sufrimiento hasta las últimas jornadas, pero cumplimos el objetivo, que es mantener la categoría.  Cómodo nunca es. Estar en puestos de la zona baja no es algo sencillo, pero es cierto que no es algo que nos venga de golpe. No es como los equipos que están en la zona media y, de golpe, un año se ven abajo. Hay que saber manejarse ahí, saber controlarse en los partidos importantes y evitar los nervios. Llevamos tres años salvándonos al final, tras mucho sufrimiento, y es saber jugar esos finales de temporada. También es cierto que la suerte también influye. Son muchos factores.

¿Nota que hay jugadores que les cuesta cuando están en peligro de descenso?
Sí, hay gente que con tensión juega de una manera y, sin ella, de otra. Pero aquí en Cangas hay que jugar con ella, con corazón, con cabeza y dar el 200%. 

¿Cuánto ayuda la afición?
Vale como un jugador o como dos. Tener gente detrás que anima, apoya y mete presión va a tu favor y en contra del rival, hace que realicen un paso atrás. Y no sólo en casa, este año fueron a partidos fuera de casa en autobús y nos ayudaron mucho. Van a sitios lejos y verlos ahí, es muy importante. Los equipos rivales también lo notan, influyen. Sí es cierto que hay algunos que les gusta jugar así, pero para nosotros siempre es positivo. Te da alas, especialmente cuando vas por debajo en el marcador y se remontan partidos gracias a ellos. 

¿Los rivales lo reconocen?
Los equipos saben que vienen a una pista caliente, con el público encima y que juega a nuestro favor. Los árbitros son una cosa aparte. Nosotros tenemos que olvidarnos de ellos y centrarnos en el juego.
 
Usted juega en el pivote, que hay ese contacto y dureza continua. 
Estamos en un deporte de contacto y a mi me gusta. Esto es así, existe y siempre lo habrá. Hay equipos más duros que otros, pero es el día a día y están los colegiados para medirlos y que no se vayan de mano. Ya estamos acostumbrados a ellos, son muchos años ahí. 

A esto se añade que el Frigoríficos, con las limitaciones de presupuesto, tiene que apostar por la defensa. 
Javi Díaz –el portero– estuvo muy bien todo el año y nosotros ayudamos. Si estás bien atrás y fallas un ataque, tienes confianza de recuperar algún balón. 

¿Cuánto de experiencia hay en su posición?
La experiencia influye mucho, en saber jugar y también en conocer a los rivales y saber cómo juegan y sus jugadas preferidas. Pero la gente joven viene bien y con mucha fuerza, no sólo vale la experiencia. En Asobal, el 80% de jugadores se mantienen de un año para otro y ya vas conociendo sus tendencias. Si llega alguno nuevo, vas viendo vídeos para analizar el rival y tienes ese conocimiento. 

¿Existe algún equipo que dice: este es muy duro?
Uff, el Barcelona siempre es muy duro. Del resto, con el nivel que hay, si no estás metido en el partido y muy unido, cualquier equipo te puede hacer daño y ganar el partido. Los hay con más nivel que otros, pero cualquiera te puede causar problemas. 

¿Piensa cuánto le puede quedar?
La verdad es que no. Mientras el cuerpo me aguante y vea que puedo aportar al equipo como un compañero más, supongo que no lo pensaré. Lesiones no tuve graves y mientras me mantenga, el cuerpo es el que manda. Tengo compañeros que igual no sufren tantos golpes como Suso Soliño, Javi Díaz o Muratovic, que están en los cuarenta, pero los viajes y los entrenamientos están en el cuerpo. Ya llevo ocho años en el Frigoríficos y nunca se sabe. Estoy bien y siempre es más fácil renovar. 

El club está fichando a gente joven, ¿cómo lo valora?
Ahora mismo estamos un grupo veterano, de mucha experiencia, y ahora está llegando gente joven, directamente de Primera Estatal y son de buen nivel. Con experiencia, entrenamientos y partidos serán buenos jugadores. Espero que nos puedan aportar en el primer equipo y tendrán que trabajar. También entiendo que, con la baja de David Chapela, imagino que vendrá alguien por el central. Salvarse, con nuestro presupuesto, es un esfuerzo grande por parte de todo el club. Al final, conseguir el objetivo año tras año es un orgullo.n