Atlántico

CELTA

La resurreción de Theo Bongonda

El excéltico Theo Bongonda apenas tiene 23 años. Pero en su bagaje como futbolista ya ha jugado en tres ligas diferentes. Y no con la misma fortuna. 

Theo Bongonda está brillando de nuevo en el Zulte Waregen.
Theo Bongonda está brillando de nuevo en el Zulte Waregen.
La resurreción de Theo Bongonda

El futbolista que llegó al Celta en enero de 2015 con sólo 19 años para crecer a la sombra de Manuel Agudo 'Nolito' ha pasado por dos temporadas y media sin encontrar su juego, primero en Vigo durante un año y medio y después en el Trabzonspor cedido por el club vigués el pasado curso. Por eso, el pasado verano, a nadie sorprendió que las dos partes separasen sus caminos a pesar de que todavía restaban dos campañas para finalizar el contrato firmado en un inicio.
Pese a que no cumplió las expectativas sobre el campo, al Celta la operación no le fue onerosa. Si pagó 1,3 millones en su día al Zulte Waregen belga, este mismo equipo compró sus derechos por 1,6. Y tampoco le parecerá al ahora su equipo que se equivocó porque Théo ha renacido en la temporada recién terminada, siendo pieza básica y alcanzando cifras espectaculares de rendimiento.
En un equipo que se movió en mitad de la tabla sin agobios en la Jupiler Pro League, el excéltico recuperó su mejor rendimiento. Su balance global es de 39 partidos jugados, la gran mayoría de ellos como titular, con 14 goles anotados y otras 14 asistencias de gol. Cinco de esas dianas llegaron ya en el play off II, en el que los equipos que quedaron por debajo de la sexta plaza pelean por una plaza en Liga Europa que el equipo de Bongonda finalmente no alcanzó. Pero él contribuyó con esas cinco dianas en diez partidos, con dos dobletes consecutivos.
Bongonda tiene ahora contrato con el Zulte Waregen hasta 2022. Habrá que ver si su resurrección provoca de nuevo el interés de otros clubes, especialmente de la propia liga belga, que parece su lugar en el mundo, donde su fútbol encuentra su máxima expresión.
Porque en Vigo, aunque pasó por épocas mejores y otras peores, nunca logró estar al nivel que él deseaba. Como muestra, que en sus 77 encuentros como celeste apenas marcó 5 goles y dio 9 asistencias. Son obvias las diferencias entre las ligas belga y española, pero el salto de rendimiento del jugador nacido en Charleroi no lo es menos. Después de dos años y medio peregrinando, ha vuelto a casa.