Deporte local

Pedales de tierra y monte

Deporte local

ciclocross copa galicia

Pedales de tierra y monte

Adrián Valverde descarta pasarse al ciclismo de carretera.
photo_cameraAdrián Valverde descarta pasarse al ciclismo de carretera.

Adrián Valverde, líder de la Copa Galicia, aún no se ve campeón porque "hay mucho nivel"

Adrián Valverde (Baiona, 21 años) está explotando este año en la Copa Galicia de ciclocross. Tras su victoria del pasado fin de semana en Viveiro, el corredor del Club Ciclista Rías Baixas se ha consolidado en el liderato de la categoría absoluta a falta de dos pruebas para el término de la competición: el Campeonato Gallego, que se disputará el próximo domingo en Ferrol, y el Trofeo de Maceda, el día 3 de enero. Aun así, el ciclista baionés todavía no se ve campeón "porque este año hay mucho nivel en Galicia. Llevamos cinco pruebas y ha habido cuatro ganadores distintos, así que estará difícil, pero está claro que lo voy a intentar hasta el final".
Para hacerse con el triunfo final, Valverde tendrá que batir a un especialista como el corredor élite del Salvaterra Paulo González. "Es mi principal rival porque es el que tengo más cerca en la clasificación, pero para el Campeonato Gallego sub-23, que es otro de mis objetivos, hay un par de corredores, Samuel González (Salvaterra) y Raúl González (Maceda) con los que hay que contar, esperando que no llegue alguno más".
El talento de Adrián Valverde ha llamado la atención del director deportivo del Rías Baixas, Marcos Serrano, que ha contado con el baionés para entrenamientos en carretera pero no ha logrado convencerle de que se pase al ciclismo en ruta. "(Serrano) me animó a que corriera en carretera, pero yo le dejé mis ideas claras, que son el mountain bike y el ciclocross", explica Valverde, que detalla que "la diferencia principal entre el ciclismo de carretera y el de montaña está en el tiempo de competición. El ciclocross es una hora en la que vas a tope, son esfuerzos mucho más explosivos, mientras que en carretera echas cinco o seis horas y el esfuerzo es más constante, no tiene tantos cambios de ritmo". Pero hay otro aspecto del ciclocross que ha atrapado al ciclista del Rías Baixas: "Me gustó desde el principio porque somos con una gran familia. Siempre estamos juntos y nos ayudamos unos a otros".
En este sentido, destaca el reciente caso del corredor del Ciudad de Oviedo Agustín Navarro, que se negó a sobrepasar a un compañero que había sufrido varios contratiempos durante una carrera y trataba de alcanzar la meta con la bicicleta rota al hombro, aunque reconoce que no sabe si él haría lo mismo: "Depende de la carrera (risas)".
Valverde lleva sólo tres años dedicándose en serio al ciclismo ("jugué cuatro años al fútbol, pero por hacer algún deporte, tampoco es que me gustara demasiado", afirma) y su evolución ha sido tan rápida como consistente, aunque insiste en no salir de sus actuales circuitos. "El año que viene correré poco con el Rías Baixas. Si me llevan con el equipo de carretera será más bien como preparación para el mountain bike y el ciclocross porque la ruta no me llama mucho de momento. Me apasiona  más el monte", indica el corredor baionés, que valora el trabajo que está desarrollando la formación del Val Miñor: "Desde que se creó el equipo de carretera ha ido creciendo y José Luis Chamorro está haciendo un trabajo impecable junto con los directivos y el entrenador. Ayudan a los corredores, los apoyan en todo, los llevan a las carreras y si siguen así creo que podrán llegar muy lejos".
Eso sí, de momento sin la colaboración de un Valverde que prefiere pedalear por las montañas. n

Más en Deporte local
Comentarios