Atlántico

CELTA

La operación interminable

El acuerdo que dará con Mina y Sáenz en el Celta y Maxi Gómez en el Valencia sigue sin firmarse pero no peligra

Fran Escribá, quien charla ayer con Nando Villa, también espera por la resolución del caso.
Fran Escribá, quien charla ayer con Nando Villa, también espera por la resolución del caso.
La operación interminable

Son capítulos breves. De telenovela. De esos que repiten conceptos para que a los espectadores no les suponga ningún esfuerzo de memoria seguir el hilo. De los que, al comienzo, te hacen un breve resumen del anterior y, al final, un adelanto del próximo. La operación de intercambio de Maxi Gómez y Santi Mina, con la cesión de Jorge Sáenz incluida, siguió avanzando ayer. Pero no se cerró. Ninguna de las partes refiere problema alguno y se confía en que la cuadratura del círculo se dé hoy mismo, incluso esta mañana. De hecho, en la sede de Príncipe se mantiene la idea de presentar al vigués Mina esta misma tarde, a las 20:00 horas, en el estadio de Balaídos.
"Ya me gustaría a mí saberlo", decía ayer el presidente del Celta, Carlos Mouriño, cuando los aficionados le preguntaron cuándo podrían celebrar el cierre del fichaje del canterano celeste. Tal escena, vivida en la presentación del ghanés Joseph Aidoo, ejemplifica las últimas  horas y los últimos días. Porque el club vigués, que no desprecia la nocturnidad en los anuncios, esperó ayer hasta bien avanzada la noche a que desde Valencia llegasen buenas noticias. Pero la buena nueva volvió a aplazarse.
Con todo, sí que hubo ayer un movimiento hacia el exterior importante. Jorge Sáenz, el central que recalará en el Celta en calidad de cedido para las dos próximas temporadas, no participó en la sesión de entrenamiento vespertina que diseñó Marcelino García Toral para el conjunto che. Un reconocimiento explícito de que su salida es un hecho. Medios valencianos situaban ayer al tinerfeño de camino hacia Vigo pero, aunque hoy se cierre todo, el club céltico sólo presentaría esta tarde a Mina y dejaría al central para más adelante.
El desbloqueo de la situación generada con Sáenz y las múltiples cláusulas de su contrato no deja de ser un paso trascendente. Hoy, tal vez, el capítulo final.
Por el momento, Fran Escribá cuenta con 25 jugadores dentro de su plantilla, tras el adiós certificado ayer de Andrew Hjulsager. Pero, en cuanto se cierre la mentada operación del Turia, el número pasaría a 26 –llegan Mina y Sáenz y se va Maxi–. Un número que todavía deberá pulirse, pues en el club se estudia realizar dos refuerzos más y el técnico ya ha explicado que le gustaría tener un grupo que no sobrepase los 23 componentes. Por lo tanto, deberían salir cuatro jugadores más: Beauvue, Juan Hernández, Roncaglia y...n