Deporte local

Media hora de juego y una de vacío

Deporte local

Celta

Media hora de juego y una de vacío

Una falta de concentración de la defensa celeste en un córner permitió a Feddal marcar el gol del empate ayer en Balaídos.
photo_cameraUna falta de concentración de la defensa celeste en un córner permitió a Feddal marcar el gol del empate ayer en Balaídos.

El Celta empezó bien ayer ante el Betis, presionando al equipo andaluz en su campo y aprovechando una serie de errores visitantes para adelantarse en el marcador. Pero cuando lo tenía todo a favor, entregó la pelota al rival, se metió en su campo y estuvo a punto de perder el partido. La falta de juego obligó a los celestes a sufrir para arañar un punto.

Tres cambios en el once
Óscar García mantuvo el dibujo 4-3-3 tras la goleada encajada el pasado martes en Mallorca, pero introdujo tres cambios en el equipo titular con respecto a aquel encuentro. En el centro del campo, Beltrán entró por Bradaric pero se situó como interior derecho y desplazó a Okay a la posición de pivote. En el ataque, Nolito ocupó la banda izquierda en sustitución del lesionado Denis Suárez y Smolov entró en lugar de Santi Mina, lo que llevó a Iago Aspas a la banda derecha, con el ruso en punta.
Por la banda izquierda
El Celta cargó su juego ofensivo en la primer parte por la banda izquierda, donde Rafinha y Nolito intercambiaron a menudo sus posiciones para abrir espacios y Olaza se sumó también al ataque. En el minuto 16, Smolov remató fuera tras una jugada por esa banda y en el 18, Beltrán mandó el balón a la grada después de otra buena combinación de los celestes.

Presión y talento
El primer gol del Celta se produjo por una combinación de presión alta del equipo y de talento individual de Nolito. Smolov apretó a Joel Robles, el portero sacó la pelota como pudo y Álex Moreno tuvo que derribar a Iago Aspas cerca del área. Nolito lanzó por el exterior de la barrera y sorprendió al guardameta bético con un disparo raso que se coló junto a poste.

Un Betis con dos caras
El Betis mostró sus dos caras en Balaídos, muy frágil en defensa pero con talento a raudales de medio campo hacia delante. En el último cuarto de hora de la primera mitad, el conjunto sevillano mostró sus mejores cualidades, aunque sólo dispuso de una oportunidad real en un remate de cabeza de Guido que casi se le escapa a Rubén.

Todos atrás
Al Celta tampoco le sentó bien el descanso. El Betis, con Canales al mando de las operaciones, encerró al equipo celeste en su campo y si no marcó antes fue por falta de acierto en los últimos metros y porque González Fuertes no señaló un posible penalti de Rafinha.

Falta de concentración
El equipo celeste coronó su pésima segunda parte con un ejercicio de falta de concentración en un córner que le costó el gol del empate. Feddal y Loren Morón, completamente solos dentro del área,  pusieron en evidencia a toda la zaga celeste. El tanto bético llegó después de un triple cambio por el que salieron Nolito, Aspas y Beltrán y entraron Bradaric, Mina y Toro Fernández, que no mejoró ni empeoró a un bloque desquiciado. n

Más en Deporte local
Comentarios