Atlántico

CELTA

Jaime Latre se enfrentará a la desconfianza

La actual es una semana que nace, y crecerá, marcada por la polémica arbitral en el entorno del Celta.

Los jugadores del Celta protestan al árbitro la expulsión de su compañero
Los jugadores del Celta protestan al árbitro la expulsión de su compañero
Jaime Latre se enfrentará a la desconfianza

La actuación de González Fuertes el pasado sábado ante el Getafe y sus consecuencias, doble comunicado quejoso del club vigués  incluído, tendrán su reflejo en las próximas horas y, muy específicamente, en el encuentro de este sábado en Balaídos ante el Levante.
A la espera de conocer si las peñas organizan algún tipo de acto colectivo de queja, es seguro que la afición celeste mostrará su enfado. Y con este factor tendrán que jugar los árbitros designados para dicha cita, Santiago Jaime Latre sobre el césped y Alejandro Hernández Hernández en el VAR.
Jaime Latre está más que acostumbrado a pitar al Celta. De hecho, no hay ningún otro conjunto al que haya dirigido más partidos en todo el fútbol profesional, con 18 veces entre Segunda y Primera División. Y el balance es más bien de empate: cinco partidos ganados, nueve empatados y cuatro perdidos, con 23 goles marcados y otros 23 recibidos. Si se ahonda un poco más en los datos, se aprecia que el equipo vigués no ha ganado las siete últimas veces que se ha cruzado con el colegiado aragonés: cuatro empates y tres derrotas. Las dos últimas ocasiones se saldaron con sendas igualadas en Balaídos: 2-2 con el Real Madrid y 1-1 con el Espanyol en la primera jornada de esta misma temporada.
En cuando a Hernández Hernández, su relación con el Celta todavía es más larga en el tiempo, ya que lo ha dirigido desde el césped nada menos que en 28 ocasiones (12 victorias, 6 empates y 10 derrotas). Curiosamente, el último de esos duelos fue, precisamente, el que enfrentó al equipo vigués con su rival de este sábado, el Levante, en la segunda jornada liguera. Un duelo que acabó con triunfo celeste por 1-2.
Antes de la aparición de estos dos árbitros en escena, el papel principal lo tendrán los comités federativos. Se espera que mañana falle Competición, ante el que el Celta ha presentado alegaciones previas por la segunda amarilla que vio Maxi Gómez en Getafe y que significó su expulsión. De no prosperar, todavía restaría la posibilidad de acudir al comité de Apelación. Todo con el fin de, por un lado, poder contar con el uruguayo ante el Levante y, por otro, plasmar en algo tangible el enfado heredado de la actuación de González Fuertes.n