Atlántico

CELTA

Hace frío lejos del Celta

Sólo Facundo Roncaglia, entre los cuatro cedidos, disfruta de minutos con asiduidad

Beauvue bromea con Brais en la última pretemporada.
Beauvue bromea con Brais en la última pretemporada.
Hace frío lejos del Celta

El Celta tiene una amplia plantilla de 24 futbolistas, si se cuenta al apartado de la competición Nemanja Radoja. Pero, además, dispone de otros cuatro componentes de la primera plantilla cedidos en otros equipos que siguen desde lejos el complicado devenir de su club de procedencia en la Primera División española. Pero lo hacen, en su mayoría, pendientes de su propia delicada situación, con poca o nula repercusión en los conjuntos a los que llegaron en busca de un protagonismo que en Vigo no tenían.


El único que se sale de esta norma es Facundo Roncaglia, que el pasado enero protagonizó la cesión más beneficiosa en lo personal al irse al Valencia. El argentino no estaba contando para Miguel Cardoso y pidió al Celta, con el que le une una temporada más de contrato, tener una salida. Una vez en el conjunto che, enseguida disfrutó de minutos por la falta de centrales, siendo titular en sus primeros cinco partidos. Pero una sanción de un partido por una doble amarilla provocó su salida del once durante tres jornadas, hasta que en la más reciente fue utilizado por Marcelino García Toral como lateral derecho, saliendo del campo en el minuto 81 para ser sustituido por el excéltico Daniel Wass. A sus 32 años, intenta ganarse la continuidad en el conjunto valenciano sabedor de que en Vigo tiene todas las papeletas para dejar el equipo al final de esta temporada.


En el caso de Claudio Beauvue, el delantero ha pasado de disfrutar de una buena cesión en el Caen de la liga francesa a ir perdiendo protagonismo en los últimos meses. El ariete treinteañero fue titular en 18 de las primeras 20 jornadas de la competición liguera y en tres los cuatro de la Copa de Francia. Sin embargo, en las últimas 13 citas de Liga sólo ha entrado en el once dos veces. Y en los últimos cuatro, apenas ha disputado 26 minutos en uno de ellos. Para el galo se trata de su segunda cesión consecutiva y todavía tiene dos temporadas más firmadas con el Celta.

Mazan, sin minutos
Menos suerte aún está teniendo Robert Mazan en el Venecia. El eslovaco se fue en enero a la segunda categoría italiana en busca de minutos pero apenas ha dispuesto de tres partidos para demostrar su valía. Fue titular dos seguidos como lateral izquierdo, su posición principal, pero en los seis últimos sólo contó con 26 minutos y ejerciendo de central. En el último, ni tan siquiera entró en la convocatoria. Su contrato en Vigo expira en 2022.


Por último, Juan Hernández, cedido en Segunda en el Cádiz, tuvo la desgracia de lesionarse de gravedad una rodilla a comienzo de temporada. Todavía no ha podido reaparecer, aunque lleva unos días ejercitándose con el equipo. Su contrato acaba en 2020.