Atlántico

MUNDIAL JÚNIOR DE BALONMANO

España enfila su propio camino del ninja

Los Hispanos júnior derrotaron ayer a una sorprendente Japón en As Travesas y hoy se jugarán el primer puesto del grupo ante Eslovenia (21:00),  de nuevo en el pabellón vigués
Pol Valera no disfrutó de demasiados minutos ayer en As Travesas, pero en los pocos compases que estuvo en pista volvió a dejar impronta de su talento, con varias asistencias de calidad a la línea.
Pol Valera no disfrutó de demasiados minutos ayer en As Travesas, pero en los pocos compases que estuvo en pista volvió a dejar impronta de su talento, con varias asistencias de calidad a la línea.
España enfila su propio camino del ninja

Sin hacer demasiado ruido, desde las sombras, agazapado, sin exhibiciones. Como el más letal de los ninjas. Así ha llegado España a estar donde quería estar. El equipo de Isidoro Martínez encadenó ayer ante Japón su cuarto triunfo en otros tantos partidos -cosa que no pueden decir grandes favoritas como Francia o Dinamarca- y hoy se juega ante Eslovenia, en idéntica situación, el primer puesto del grupo A. Será una reedición de la final del pasado Europeo, a las 21:00 en As Travesas.
Para llegar a esta situación, los Hispanos júnior derrotaron en su cuarto envite a un equipo asiático que, pese a canjear por derrotas todos sus duelos, demostró ayer pinceladas interesantes sobre la pista de As Travesas. Balonmano a ritmo lento, casi imperceptible. Con la ameza de pasivo siempre presente. Y, de repente, explosión. Con Tokuda como máximo exponente, los nipones pusieron las cosas difíciles al equipo español que, de hecho, solo se fue al descanso con dos goles de ventaja. (13-11).
Como viene siendo habitual, España no terminó nunca de encontrar continuidad en su juego. Pero dicen que el verdadero espíritu del ninja está en permanecer erguido. En aguantar. Y el equipo de Isidoro Martínez volvió a hacerlo un día más. Y repartiendo esfuerzos. Las rotaciones masivas del seleccionador derivaron también en un relevo de responsabilidades. Ni Pol Valera , ni Gonzalo Pérez dispusieron de muchos minutos y Tarrafeta volvió a quedarse sin jugar por sus molestias musculares. Natan Suárez recogió el testigo y lideró a los Hispanos júnior con el apoyo de Diocou, que también lució en el avanzado de la defensa 5:1. 
Con todo, los Hispanos no terminaban de dar carpetazo al asunto. No es fácil ganar en el juego de los ninjas a sus inventores. Los nipones demostraron ser maestros en la especialidad. De cero a cien en apenas unas décimas. Del cloroformo a la erupción. Kawasaki y Tokuda mantenían a los suyos en el partido con acciones fulgurantes precedidas por el desesperado reclamo de pasivo del público local.
Parecía que no pasaba nada, pero pasaba. Japón se puso a un gol (21-20). Fue en ese momento cuando apareció Broto para reclamar su cuota de protagonismo. Dos paradas consecutivas del meta del Huesca, siempre a la sombra de Kilian Ramírez, dispararon a España, que anotó de forma consecutiva por medio de Gonzalo Pérez, Edu Cadarso  y Diocou para establecer un parcial de 3-0 que sepultaba las opciones de los asiáticos, que buscaron la remontada a la desesperada con ataques con portero jugador que no consiguieron desestabilizar a los españoles.
Al contrario. Los nipones perdieron la calma por primera vez y fue entonces cuando España encontró su verdadero camino del ninja: el del galope. Los de Isidoro Martínez pudieron correr por primera vez en el partido en los últimos compases y así elevaron su sol naciente hasta los seis goles de ventaja que reflejaba el marcador al término del choque (28-22). Ahora, los Hispanos deberán seguir transitando su propio camino del ninja hoy frente a Eslovenia.

España: 
Kilian Ramírez, Gonzalo Pérez Arce (3), Amibilia (1), Cadarso (2), Natan Suárez (7,2p), Goenaga y Zabala (1) -equipo titular- Jorge Broto (ps), Serradilla (1), Álvaro Martínez (2), Oliveras (2), Mamadou (4), Miguel Martínez, Montoya (1), Adriá Martínez (4,1p) y Pol Valera.
Japón: 
Nakamura, Sota Takano (1), Sakurai (3), Yano (3), Nakamuri, Osugi y Isoda -equipo titular. Takahashi (ps), Hattori (1), Tokuda (7,3p), Fujita, Ao Masatoshi, Kawasaki (5) y Sueoka (2).
Marcador cada cinco minutos: 
1-1, 4-3, 5-4, 9-7, 11-9, 13-11 (descanso);
 15-14, 17-15, 20-17, 21-19, 25-21 y 28-22.
Árbitros:
Dario Burgos y Gonzalo Delgado (Argentina). Excluyeron a Serradilla (2) y Zabala por parte de España, y a Yano y Osugi por parte de Japón.