CELTA

Una diferencia real de +7 en goles deja la salvación a tiro

El Celta tendría que caer goleado ante el Rayo y el Girona debería golear en Vitoria al Alavés para que el conjunto vigués bajase 

El ex céltico Eusebio Sacristan y el vigués Juan Carlos Andrés, desolados ayer en el banquillo de Montilivi.
El ex céltico Eusebio Sacristan y el vigués Juan Carlos Andrés, desolados ayer en el banquillo de Montilivi.
Una diferencia real de +7 en goles deja la salvación a tiro

Después de 37 partidos, lo determinante para decidir el descenso o la permanencia del Celta puede ser la diferencia de goles general o, incluso, el número de tantos anotados. El equipo vigués afronta la última jornada, en la que recibe la visita del ya descendido Rayo Vallecano a Balaídos el próximo sábado, con la salvación prácticamente hecha gracias a la derrota de ayer en Montilivi del Girona. Pero la permanencia no es matemática y estos dos conjuntos serán los que se jueguen no caer a Segunda en el último acto de la temporada.
Cierto es que el conjunto celeste está virtualmente salvado porque es extremadamente difícil que salga perdedor en el duelo directo con el Girona. El golaveraje particular entre ambos está igualado, después del 3-2 encajado en la ida en Montilivi –en la que fue la primera derrota del Celta esta temporada– y el 2-1 logrado hace tres semanas en Balaídos.
El tal caso, pasa a contar como definidor el golaveraje general de ambos conjuntos, y es aquí donde los de Fran Escribá tienen una considerable ventaja. Después de las idas y venidas de los marcadores ayer, el Celta tiene un -9 –51 goles a favor y 60 en contra– y el Girona un -15 –36 a favor y 51 en contra–. Una diferencia de seis goles muy complicada de enjugar en una sola jornada. Y que, además, realmente es de siete porque el siguiente criterio en caso de empate –a puntos, a golaveraje particular y a golaveraje general– es el de goles marcados, con 51 de los célticos y 36 de los catalanes.


Por lo tanto, el Celta se salvará si el próximo sábado gana o empata ante el Rayo en Balaídos. Pero también si pierde y no lo hace por goleada y el propio Girona vence en Vitoria al Alavés, ya sin nada en juego, también por varios goles, presumiblemente. Más claro. Si el Celta pierde de 1 gol, se salva aunque el Girona gane de 6. Si pierde de 2, se salva aunque el Girona gane de 5. Si pierde de 3, se salva aunque el Girona gane de 4.
A día de ayer, el resto de equipos que todavía estaban metidos en la pelea por la salvación la alcanzaron y pudieron celebrar el fin de temporada. Es el caso del Villarreal, que ganó 1-0 en casa al Eibar para dejar a los de Mendilibar sin opción europea; del Levante, que se impuso en ese determinante encuentro al Girona (1-2); y del Valladolid, que superó al Celta en la clasificación tras vencer al Rayo (1-2). Los dos equipos levantinos suman ahora 43 puntos, por los 41 de los pucelanos, los 40 del Celta y los 37 del Girona.
El equipo vigués, por lo tanto, ocupa la décimo séptima posición, justo al borde del descenso. Pero una victoria el sábado ante el Rayo podría auparlo, incluso, hasta la décimo cuarta plaza. Para ello, tendrían que producirse las derrotas de Villarreal, en su visita a un Getafe que se juega la Liga de Campeones, y el Levante, en su casa ante un Atlético que no se juega nada, y que el Valladolid no ganase  en su campo ante un Valencia que también se juega el pase a la máxima competición continental. Entonces, se produciría un triple empate del conjunto vigués con los dos levantinos que se resolvería a su favor.
El puesto final, una vez se logre la salvación, tiene importancia económica, ya que el reparto del dinero de las televisiones tiene como uno de sus criterios dicha clasificación.
En todo caso, la derrota del Girona ha aclarado muchísimo un panorama que, por momentos, se había nublado mucho en la tarde de ayer. Aunque el Celta siempre supo que ganando al Rayo seguiría en Primera.n