Deporte local

Aquel Madrid de la 'Primera'

Deporte local

CELTA

Aquel Madrid de la 'Primera'

Los jugadores del Real Madrid celebran la consecución en París de la Copa de Europa. Nueve meses antes, perdieron en Balaídos.
photo_cameraLos jugadores del Real Madrid celebran la consecución en París de la Copa de Europa. Nueve meses antes, perdieron en Balaídos.
El Celta derrotó al conjunto blanco en 1955, la única vez que fue su rival en la jornada inicial
De las 106 veces en las que el Celta y el Real Madrid se han enfrentado en Liga desde la temporada 1939/1940 hasta la pasada, sólo en una ocasión antes de la del próximo sábado cruzaron sus caminos en la primera jornada. Ocurrió en la temporada 1955/1956, cuando el conjunto celeste recibió en Balaídos un 11 de septiembre a un conjunto blanco que venía de ganar las dos ligas precedentes de la mano de un tal Alfredo di Stéfano. Con todo, ni corto ni perezoso, aquel equipo celeste patroneado desde el banquillo por el vasco Luis Urquiri se impuso al gigante blanco hasta con cierta suficiencia (3-1).
Fue aquella la primera derrota que sufrió Di Stéfano ante el Celta, un equipo al que acabaría enfrentándose una docena de veces en Liga y al que le marcó nada menos que 15 goles en esos encuentros. Sin embargo, en ese arranque liguero, la 'Saeta Rubia' no vio portería. Sí lo hicieron, por parte local, Octavio Cerdá y Mauro, este último en dos ocasiones. Tras los tantos del centrocampista (m.31) y del primero de los del ariete (m.60), recortó distancias Roque Olsen (m.70), pero acabaría sentenciando de nuevo Mauro (m.75).
Aquel Real Madrid, además, no era cualquier Real Madrid. Y no sólo por la presencia del mentado Di Stéfano –figura de un nivel tal que no tiene parangón en la actual plantilla blanca–, sino porque se estaba cocinando el mítico equipo que ganaría cinco Copas de Europas seguidas, la primera de ellas ese mismo curso. Fue en la final en el Parque de los Príncipes parisino contra el Stade Reims, en la que los hombres de José Villalonga tuvieron que remontar un 0-2 en contra para acabar imponiéndose por 4-2 y llevar a la institución madridista a lo más alto del fútbol europeo por primera vez.
Antes de que ese equipo hiciese historia, tuvo que visitar Vigo y Balaídos en la primera jornada de Liga y tres días después de que hubiese debutado en aquella edición de la Copa de Europa en Suiza rindiendo visita y ganando al Servette (0-2). En su once inicial, nada menos que ocho de los futbolistas que acabarían ganando la final continental nueve meses después y una única gran ausencia: Francisco Gento. Y como capitán de aquel equipo, el excéltico Miguel Muñoz, quien acabaría levantando aquella histórica Copa de Europa.
Aquella temporada 1955/1956 no resultó tan brillante para el Celta. Pese a ese gran arranque, acabó peleando hasta la última jornada por evitar las dos plazas de promoción de descenso. Su victoria de nuevo en Balaídos ante el Sevilla en la última jornada por 2-1 le sirvió para acabar décimo. Era aquella la undécima temporada consecutiva en Primera para el conjunto celeste, que todavía aguantaría tres más en la élite. Tampoco aquel curso liguero fue bueno para el Real Madrid, que acabaría tercero, a 10 puntos del campeón Athletic y a 9 del Barcelona.
Aquel fue el décimo triunfo del Celta sobre el Real Madrid en Vigo, una meta que perseguirán reeditar los pupilos de Fran Escribá el próximo sábado. Algo que se logró trece veces más, pero sólo una 
(2-0 en la 13/14) de las últimas doce visitas ligueras del conjunto blanco a Balaídos.n 

Más en Deporte local
Comentarios