CELTA

La afición se apunta a la batalla

Los abonados agotaron las invitaciones del club en apenas ocho horas y las peñas recibirán de nuevo al equipo

Los abonados hicieron cola pacientemente durante todo el día de ayer para hacerse con las entradas gratuitas que ofreció el Celta.
Los abonados hicieron cola pacientemente durante todo el día de ayer para hacerse con las entradas gratuitas que ofreció el Celta.
La afición se apunta a la batalla

Una vez más –la enésima en esta recta final de la temporada–, el Celta contará con el apoyo incondicional de su afición en el partido del próximo sábado ante el Rayo Vallecano, el último del curso y en el que el equipo vigués tendrá que sellar todavía la permanencia, como mínimo con un empate para no depender del resultado que obtenga el Girona, su único rival ya en este proceso.


Los abonados celestes respondieron ayer masivamente a la oferta del club, que decidió regalar una entrada a cada socio para este último choque de la temporada, y agotaron todas las invitaciones en apenas ocho horas.
Las taquillas abrían a las 11:00 horas, pero desde las nueve de la mañana una multitud de celtistas hacía ya cola ante las dos taquillas que la entidad celeste habilitó en Balaídos –más tarde se abrió una tercera debido precisamente a la aglomeración de personas se produjo ante el estadio– y durante la mañana se registraron esperas de hasta tres horas para hacerse con una localidad.
Esa espera se hizo especialmente fatigosa debido a las altas temperaturas y a los rigores del calor, que hicieron que muchos aficionados se saliesen en algunos momentos de las colas en busca una sombra refrescante.
Mientras cientos de celtistas buscaban su entrada en Balaídos, otros muchos intentaban hacerse con ellas en la taquilla 'on line' del club, que se vio desbordada en muchos momentos por el alto número de peticiones que se registraron.
Algunos aficionados expresaron sus quejas en este sentido, mientras que desde el club se informó de que la web ticketsabonados.rccelta.es gestionó una entrada cada tres segundos durante la primera media hora de actividad. Al final, fueron 1.500 las invitaciones retiradas por este sistema.
El Celta, no obstante, reconoció que "pueden aparecer errores de carga debido al alto tráfico, pero la web está funcionando" y recordó a los aficionados que pueden dirigirse al servicio de atención al celtistas (escoitamos.rccelta.es).
Entre las retiradas presenciales de los abonados en el estadio de Balaídos y las que se produjeron en la taquilla 'on line', las invitaciones que el club vigués puso a disposición de sus socios volaron durante toda la jornada de ayer y en apenas ocho horas ya no quedaba una sola entrada por retirar.

Las peñas recibirán al equipo
Por otra parte, las peñas del Celta anunciaron ayer que este sábado recibirán de nuevo al equipo horas antes del comienzo del encuentro con el Rayo en el estadio de Balaídos. Concretamente, los aficionados se congregarán a las 18:45 horas –dos horas antes del inicio del partido– en la explanada de la grada de Tribuna.
Es la quinta vez consecutiva –y sexta de este año– que la afición se moviliza para recibir a la plantilla y mostrarle su apoyo antes del choque, un gesto que hasta el momento ha dado excelentes resultados. El primer recibimiento se produjo en el partido contra el Sevilla, el pasado 2 de febrero, y el Celta consiguió la única victoria de 2019 sin Iago Aspas en el once.
Posteriormente, las peñas han esperado a la plantilla a su llegada al estadio en otros cuatro encuentros, ante Villarreal, Real Sociedad, Girona y Barcelona. Todos ellos se saldaron con triunfos del conjunto celeste, que encadenó así una racha de buenos resultados como local que lo han llevado a alcanzar la última jornada virtualmente salvado.
No obstante, al Celta le queda todavía un último paso y deberá sumar por lo menos un punto ante el Rayo Vallecano para no tener que estar pendiente de lo que ocurra con el Girona en Mendizorroza. Y la afición volverá a estar con el equipo para darle ese último empujón hacia la permanencia. n