Cultura

El pacto educativo enfrenta a Educación y sindicatos docentes

Cultura

Sociedad

El pacto educativo enfrenta a Educación y sindicatos docentes

Estudiantes antes del comienzo de los exámenes en la última convocatoria de selectividad.
photo_cameraEstudiantes antes del comienzo de los exámenes en la última convocatoria de selectividad.

La primera reunión termina con las posiciones muy alejadas y sin ningún acuerdo concreto

n n n  El ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, recibió ayer a los principales sindicatos de docentes dentro de una ronda de conversaciones con toda la comunidad educativa de cara a un pacto educativo, pero no concretaron ninguna medida conjunta. Méndez de Vigo, acompañado del secretario de Estado de Educación, Marcial Marín, mantuvo encuentros de alrededor de una hora con los representantes de las federaciones de la Enseñanza de CC.OO., UGT, CSIF, ANPE y Cofapa. La mayoría de estos sindicatos trasladaron al ministro, entre otras, sus inquietudes ante la Lomce, las pruebas finales o reválidas de ESO y Bachillerato que fija esta norma o la importancia de "revertir los recortes" que afectaron al sistema educativo desde el comienzo de la crisis.
Alcanzar un pacto educativo, que Méndez de Vigo defiende desde que asumió la cartera, es un objetivo respaldado por los sindicatos, aunque algunos ponen en tela de juicio que sea un ministro en funciones el que intente buscarlo. Así, el secretario general de la Enseñanza de CC.OO., Francisco García, afirmó que "a un Gobierno en funciones le falta legitimidad para liderar un pacto educativo".

la polémica de las reválidas
Maribel Loranca (UGT)demandó como inicio de cualquier diálogo para un pacto "la retirada de las reválidas como gesto de voluntad para iniciar cualquier negociación". Además, cree que no existen condiciones para un pacto debido a "la interinidad" del Gobierno. El presidente de la ANPE, Nicolás Fernández Guisado, aseguró que está de acuerdo con mantener la reválida de ESO, pero sugirió al ministro que hay que "dar una vuelta" a su regulación para que los alumnos que lleven bien el curso pero no superen la prueba "no se queden un año o dos en el limbo". "El ministro fue receptivo", sentenció.
Desde la Confederación de padres y madres de alumnos (Cofapa), Begoña Ladrón de Guevara, enfatizó que "la educación no se paraliza, y quien esté en el gobierno debe seguir trabajando", en este caso para un pacto, al igual que la comunidad educativa. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) trasladó al ministro la necesidad urgente de modificar la Lomce y acordar una ley estable y consensuada. Este sindicato exige a PP y PSOE  acuerdos que "acaben con la incertidumbre en los centros y la derogación de los decretos de recortes". Por su parte, la Confederación de Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza (STES) explicó en un comunicado que rechazaba "la maniobra" del ministro de proponer un pacto dado que, a su juicio, está desligitimado políticamente".
Una diversidad de opiniones que deja el posible pacto educativo en suspenso. El ministro hablará ahora con los estudiantes.n