Cultura

B.B. King y Eric Clapton: la historia de una sincera amistad

Cultura

Papeles del rock

B.B. King y Eric Clapton: la historia de una sincera amistad

B. B. King y Eric Clapton, durante una actuación en la que se muestra la química entre los dos artistas.
photo_cameraB. B. King y Eric Clapton, durante una actuación en la que se muestra la química entre los dos artistas.
Riley Ben King, o como sería conocido para todo el mundo de la música, B.B.King, nació el 16 de septiembre de 1925 en Itta Bena, Missisipi. Luego en septiembre de 2005, cumplía 80 años. Para celebrar tal efeméride, unos días antes, el 13 de septiembre de 2005, se lanzó "BB King & Friends: 80'". Un disco de duetos muy al uso de la primera década del 2000, que a pesar de algunas incongruencias –jamás entendí, a no ser que fuera una imposición de su compañía discográfica, que Gloria Estefan participase en este trabajo, ni Sheryl Crow, que se limitó a tararear con una frialdad y una desgana inexplicables la versión que le tocó en este disco- era un muy buen proyecto, un trabajo en el que se combinaba muy bien por un lado la tradición, la esencia del blues más clásico dentro de un sonido y una producción lógicamente más contemporánea, pero que no perdía en ningún momento esa esencia. 
Y aunque no todos los duetos estuvieron al mismo nivel, brillaron con luz propia muy especialmente el de Billy F. Gibbons de los texanos ZZ Top, quién prestó su estilo de blues rockero, incluso heavy en algunos momentos a  "Tired of Your Jive", aunque respetuosamente se puso en un segundo plano frente al Rey cuando éste fue quien quiso llevar las riendas, el de Mark Knopfler, que hace un trabajo de una categoría extraordinaria en “All Over Again”, Bobby Bland en "Funny How Time Slips Away" comparte una evocadora e intensa mirada al pasado de los buenos tiempos de B.B.King, Van Morrison lo borda en la sensacional “Early In The Morning”, sorprendentemente para muchos –entre los que me incluyo- Elton John nos mostró que se movía como pez en el agua en el blues, aunque eso sí, casi llevado al rock´n´roll, dejándonos muy buen sabor de boca en su “Rock This House”, y especialmente Eric Clapton, con su dueto en "The Thrill is Gone", refleja como la química personal y la perfecta sintonía musical entre ambos siempre nos dejó auténticas joyas de la historia del rock y el blues.
Hoy, 13 de septiembre de 2020, hace 15 años que se editó aquel disco. No solamente quería recordarlo por cumplirse esa efeméride, sino porque ha venido a coincidir con el aniversario de otro excelente álbum, que reunió a esta pareja de amigos, vinculados por esa vieja amistad de alumno con profesor, de maestro con discípulo, es decir a Eric Clapton y a B.B.King, "Riding With The King", de 2000. 
Eric Clapton y B.B. King hicieron "Riding With the King" con la ayuda de varios músicos invitados de prestigio como Andy Fairweather Low, Steve Gadd, Nathan East, Joe Sample, Doyle Bramhall II y Jim Keltner entre otros. Fue otra soberbia lección magistral de blues, que nos dejó piezas de la sensibilidad y la emotividad de “Three O’ Clock Blues”, una versión inmejorable de “Key To The Highway” y dos joyas que han permanecido inéditas hasta el lanzamiento de esta edición 20 aniversario el pasado mes de junio, “Rollin´And Tumblin’”, clásico absoluto que hizo suyo en gran medida el propio Eric Clapton en la época de Cream y “Let Me Love You”, otra pieza que no tiene desperdicio alguno. 
Eric Clapton y B.B. King actuaron juntos por primera vez en Nueva York en 1967, pero a pesar de la buena sintonía musical y personal que surgió entre ambos, no fue hasta 1999 cuando se dio la oportunidad de que pudieran reunirse para grabar un disco como "Riding With The King", una excelente colección de grabaciones de estudio completamente nuevas de clásicos del blues y canciones contemporáneas. El álbum vendió más de dos millones de copias en los Estados Unidos y ganaría el premio Grammy de 2000 al Mejor Álbum de Blues Tradicional.
En una entrevista de 2000 concedida a la revista Rolling Stone en Estados Unidos, King, fallecido en 2015, comentó lo siguiente acerca de su colaboración con Clapton: “Era algo inevitable. La gente me elogia por tocar la guitarra en mi estilo y sé que Eric es el número uno en el suyo. De los guitarristas del mundo del rock & roll, nadie toca mejor que él, y además sabe tocar blues mejor que muchos de nosotros. Se ha dicho muchas veces: "¿Por qué no hacéis algo juntos Eric y tú?" y al final, aquí estamos".
En 2007, en la que probablemente fue la más espectacular de cuantas ediciones se celebraron del Festival Crossroads, un sensacional evento organizado por el propio Eric Clapton en Estados Unidos, el cartel se compuso nada más y nada menos que por Sonny Landreth, John McLaughlin, Alison Krauss and Union Station, Doyle Bramhall II, The Derek Trucks Band (con Susan Tedeschi y Johnny Winter), Robert Randolph and the Family Band, The Robert Cray Band (con Jimmie Vaughan, Hubert Sumlin y B. B. King), Aaron Loesch, John Mayer, Vince Gill (con Albert Lee, Sheryl Crow, Peter Stroud y Willie Nelson, Los Lobos, Jeff Beck (con Tal Wilkenfeld, Vinnie Colaiuta y Jason Rebello), Eric Clapton con Robbie Robertson y Steve Winwood, Buddy Guy, Orianthi, Harvey Mandel, Jedd Hughes, Pete Huttlinger, Tab Benoit and Louisiana's LeRoux, Jeff Baxter, Todd Wolfe, Tyler Bryant y Flophouse. De ese histórico nuevo encuentro entre Eric Clapton y B.B.King ha quedado para la posteridad en el DVD que se editó de este gran festival la versión que Clapton hizo de “Paying the Cost to Be the Boss”  con B.B. King y The Robert Cray Band, compuesta ese día por Jimmie Vaughan & Hubert Sumlin como invitados especiales.   
Cuando B.B.King falleció en mayo de 2015, Clapton publicó en su muro de Facebook un corto y emotivo mensaje en el que decía textualmente: "Sólo quiero expresar mi tristeza y dar las gracias a mi querido amigo B.B. King. Quiero darle las gracias por toda la inspiración y el aliento que me dio como intérprete a lo largo de los años. No quedan muchos que toquen de la forma pura en que lo hizo B.B.King. Fue un faro, un referente para todos nosotros, los amantes del blues", dijo en el video, que acumuló casi un millón de visitas a las pocas horas de lanzarse en redes. Clapton animó a quienes no estuvieran familiarizados con la obra de King a que escuchasen su álbum de 1964 "B.B. King Live at the Regal", álbum que el guitarrista británico aseguraba que fue de los que más influyó en su decisión de dedicarse a la música.  
La historia de eso que Keith Richards define de modo muy preciso como “pasar el mensaje”. Toda la idiosincrasia que el blues y el rock tienen no solamente como estilos musicales, sino como filosofía de vida, como actitud ante la vida, como forma de ser, vivir, respirar, beber, amar… ese mensaje afortunadamente, de generación en generación, gente como B.B.King y Eric Clapton ha sabido pasarlo. No les quepa duda. Tienen en estas grabaciones a las que me he referido una excelente oportunidad de comprobarlo.

Comentarios