VIGO

El Auditorio, con concha acústica y orquesta residente

La Vigo 430, que inicia su ciclo sinfónico este domingo en la sala, irá incorporándose progresivamente

Uno de los conciertos de la orquesta Xoven de Vigo 430 en el hall del Auditorio.
Uno de los conciertos de la orquesta Xoven de Vigo 430 en el hall del Auditorio.
El Auditorio, con concha acústica y orquesta residente

 La Vigo 430  ya se perfila como orquesta residente del Auditorio de Beiramar, una vez solucionados los problemas de sonoridad con la instalación de la concha acústica el pasado mes de diciembre. “Se incorporará progresivamente con conciertos, aunque sin dejar otros escenarios como el del Conservatorio o el propio auditorio municipal, si el aforo necesario se adapta mejor a estas salas”, apuntó ayer el concejal de Cultura, Cayetano Rodríguez, durante la presentación del ciclo “Vigo Sinfónico 2017” que comenzará este domingo en Beiramar a cargo de esta agrupación.
Para el edil de Cultura, con esta programación, la orquesta “llega a su mayoría de edad”. Asimismo destacó el esfuerzo que requiere un repertorio de estas condiciones: “Es una lástima que la Xunta de Galicia no se comprometa con esta orquesta, mientras se dedica a otras creadas a golpe de talonario”. Una vez más Cayetano Rodríguez mostró el apoyo público del Concello a la Vigo 430 “ya que genera una cultura musical desde la base y está enraizada en el territorio donde surge”.
Hasta ahora, los recitales de la 430 se realizaban en el hall, al no cumplir los requisitos de sonoridad. En diciembre, la Orquesta Sinfónica de Galicia exigió la instalación de la concha acústica para interpretar “El Mesías” de Händel. Así, la actual concesionaria dotó de una al Auditorio. Colgada en el techo, su instalación requiere tiempo ya que carece del sistema de motorización que esperan para agosto. Un mecanismo que no afecta a su efectividad, tal y como afirmó la gerencia del Mar de Vigo: “A quien realmente beneficia es a los músicos, ya que sin concha el sonido se perdía hacia arriba; el público puede sentirlo más alto, pero la calidad es buena, como era antes”.