Los funcionarios de juzgados llevan su protesta a la Ría