Tiempos difíciles y agravados se avecinan

Tiempos difíciles y agravados se avecinan

n  n  n Hay señales de agotamiento económico con agravantes. El último PIB decreció un 30% sobre lo previsto, el BCE va a aplicar interés al dinero, la inseguridad jurídica y política se mantiene, socialistas y comunistas quieren alzar los impuestos directos a partir de 60 mil o entre 120 y 150 mil euros año, mientras los ingresos menores, dicen, no variarán.
Si las familias adaptamos gastos  e ingresos, por qué consentimos que los falsos renovadores indoctos no lo hagan. El abuso no es uso, sino corruptela.
Si los impuestos directos, los establecidos vía renta, no les llegan para gastar tanto como quieren y pagar la deuda actual más la que generarán de dónde sacarán para tanto destacar. Mienten cuando dicen que los impuestos indirectos no subirán. Sería que el déficit lo cubren ellos a escote. Cómo no será así, los subirán. Estos son, el IVA, que grava todas la compras, las naftas, los servicios de la banca, los pagos en concepto de IBI, tasas y otros. Los demagogos y jetas dicen que el impuesto a la banca, que con cinismo titulan impuesto a los ricos, será asumidos por sus accionistas. O sea, pasaremos de clientes a accionistas de banca por pagar dicho impuesto. Igual que pagamos los impuestos y cargas sociales a las empresas.
Nada dicen de rebajar el gasto corriente. Al contrario, los socialistas con ayuda de sindicatos de algunos trabajadores y para captar los votos de los funcionarios, acuerdan pagar el total del sueldo estando de baja laboral, mientras para los paganinis no es así. Esta medida fomenta el absentismo laboral y obliga al aumento de plantilla. Éstos, por qué acuden al trabajo 35 h. menos que la mayoría de trabajadores, y tienen más privilegios. Silencio sobre, cuándo los sindicatos se harán europeos para dejar el momio del Presupuesto y financiarse con sus afiliados. Igual para las sanguijuelas o variopintas asociaciones, incluyendo las vecinales y las ONGs. Estas, a pesar de su anagrama, liban del Presupuesto. ¡Basta de lactar a tanto vividor!
Con los aumentos impositivos previstos, más una recesión económica en el horizonte, a qué límite quieren llevar, otra vez, a las empresas y a los trabajadores.
A estos sembradores de miseria lo único que les preocupa es, hacer una rencorosa y mentirosa versión de la Guerra Civil. Es más, lo que no logran viviendo Franco quieren hacerlo muerto éste. Y como en España no hay graves problemas que resolver, a los sociatas les ocupa el traslado de la osamenta de su azote. Sobre los asesinos de izquierda y calles que por España los ensalzan, callan. Ellos, al igual que el Sol por el cristal,  quieren pasar impolutos por la Guerra. Pues no, dieron un golpe de Estado contra la II República y causaron la Guerra que perdieron Los de los ERE y sus acólitos, usuales sectarios e inicuos, cuándo admitirán su vil pasado. En su culpa avalada por los hechos, llevan la penitencia de su ruindad.
Los falsos demócrata dicen, por boca de la gansa Calvo, que no convocan elecciones "porque a los ciudadanos no les conviene", Pareciese que se desvelan por nosotros, cuándo es a ellos a quien no convienen. A estos antidemócratas les cuesta digerir el derecho de los ciudadanos a elegir. Mi libertad, edad y gobierno no precisan la tutela de usurpadores y desleales.