los bailarines itinerantes de pedro sánchez

los bailarines itinerantes de pedro sánchez

n  n  n Ellos ejecutan su trabajo de distracción ajustado a sus planes desestabilizadores y estratégicos, para llegar a la Moncloa, o la Generalitat de Cataluña. Todo ello sin reparar en el, cómo, con quién y para qué. Los unos, poniendo en práctica su tradicional mandra, para incordiar, vulgar y soezmente al adversario, hasta convertirlo en enemigo a liquidar, sin reparar inclusive en compartir gobierno, con aquellos que intentan hoy asaltar nuestra democracia y dividir España para imponer su dictadura comunista. Solos se quedan hoy aquellos militantes honestos y de larga trayectoria constitucional, que se niegan a compartir el Juego de Tronos que sus aplicados bailarines ponen en escena, que los aleja de su socialdemocracia, la que tantos y sonados triunfos les dio en el pasado, y que hoy solo les causa vergüenza, por lo que está pasando en su partido socialista.
La aplicación del 155 destapa sus juegos peligrosos y de coqueteo independentista, que en su día, ya llevó al PSOE a su declive actual en Cataluña, con aquel fatídico tripartito que gobernó, sin convencer y creando cordones sanitarios contra el PP, que le fue muy útil a los independentistas. Así camparon a sus anchas, compraron conciencias y creció vertiginosamente su deriva separatista y amenazas a la integridad de España, que contó en su día, con la gran ayuda de R. Zapatero. A todo ello, le está poniendo freno este Gobierno, con el citado artículo, al que fingen apoyar, con dudas muy alarmantes de este PSOE de Pedro Sánchez, que lleno de contradicciones y ambigüedades, ya pretende reformar la Constitución, de forma encubierta y solo para complacer los secesionistas y sus locuras independentistas, que son una amenaza  para la integridad de la patria, pero él insiste en abrir un nuevo diálogo trampa, donde solo busca la rendición incondicional del Estado español, para imponer su nueva farsa y echarle un pulso a  todos los españoles, que quieren un país de progreso, unido y en libertad, como disfrutamos hoy.
Su posición, ambigua, confusa y traicionera, la describen muy bien sus avezados bailarines, con acusaciones poco edificantes y traicioneras de su propia historia, donde existen pasajes turbios y tenebrosos, que tienen años ocultando. Entre ellos, las acusaciones falsas hacia la derecha, de ser herederos del franquismo, creándole complejos y cobardías. Y ahora le toca el turno a Ciudadanos, que los tildan de ser los herederos de José Antonio Primo de Rivera, olvidaron en su deriva de adoctrinamiento sesgado, o santo y seña de su acoso y derribo al adversario, a esa España constitucional  que hoy todos disfrutamos y ayudó a construir. Aquel PSOE, generoso y consciente de su futuro socialdemócrata, ayudado por todas las fuerzas políticas del momento y entre ellas la derecha, pero que hoy tanto demoniza y ataca sin piedad, pretenden sus bailarines y mandaderos, traicionar a esa mayoría de españoles, que supo perdonar sin olvidar, para construir esta España nueva, solidaria y democrática que hoy algunos intentan destruir. Ello nos obliga a hacerle varias y acuciantes preguntas, Sr. Sánchez, ¿sabía vd. que José Antonio Primo de Rivera, fue fusilado por sus ideas y que fue un socialista, Largo Caballero, el 34 y aquel Frente Popular, que él dirigía y firmó su fusilamiento? Esta estrategia suya llena de traiciones y confusión, para construir una nueva farsa. Ya alcanza ribetes de tragedia, mientras su bailarín mayor, candidato a estas elecciones de Cataluña, ya promete si gana aliarse con los independentistas, para condonarle su deuda de 52.000.000.000 € y que además tengan su propia hacienda, para recaudar todos los impuestos ¿A qué está jugando, y qué explicación le dará vd. al resto de españoles y algunas comunidades que también tienen deudas y son gobernadas por su PSOE?
Entre bailarines te veas, reza la maldición gitana, y de repente aparece Ciudadanos, un nuevo partido serio y valiente, que defiende la unidad de España y su democracia, sin componendas, para la distracción separatista y el engaño de su historia, que ya hizo despertar a esa mayoría silenciosa de catalanes y españoles, que fueron silenciados, durante años, por artimañas de unos y las cobardías de otros. Hoy con su libertad para votar, quieren rescatar su ilusión y convicción de pertenecer a su país libre, llamado España, integrante de esa gran comunidad europea, santo y seña del progreso en libertad, para todo el mundo. No hay mejor aliado para un dictador que un pueblo cobarde, hambriento y conformista. España, por suerte, hace años abandonó ese camino y abrazó la democracia.