VIGO

Denunciado un padre por sustraer a su hijo en Ourense

El menor, que  reside en Vigo con su madre, fue metido en un coche cuando estaba en la calle, en el pueblo de Grixó que pertenece al municipio ourensano de Ramirás

Una calle de la localidad de Grixó, donde se produjo la sustracción del menor.
Una calle de la localidad de Grixó, donde se produjo la sustracción del menor.
Denunciado un padre por sustraer a su hijo en Ourense

n n n La Guardia Civil tiene en marcha un dispositivo de vigilancia  para localizar a un niño, de 7 años, que fue sustraído por su padre biológico cuando estaba en una calle del pueblo de Grixó, en el municipio de Ramirás.  El menor fue metido por su progenitor en un vehículo, con el que se dio a la fuga por una carretera local, posiblemente en dirección a la carretera OU-531 (Xinzo-Celanova-Cortegada).
El padre, identificado como D.V.L., de 44 años, natural de Porriño (Pontevedra), según recoge la denuncia, no reconoció al niño como hijo suyo, no colaboró en su manutención ni acudió a la justicia para  reclamar su tutela y establecer un régimen de visitas.
La sustracción se produjo poco antes de la once de la mañana del pasado día 13 cuando el menor se encontraban jugando en la vía pública. El padre apareció por sorpresa en el pueblo  y, tras dialogar con el niño, se lo llevó hacia el coche, dándose a la fuga.
Su madre, de 39 años, natural del pueblo pero residente en Vigo, declinó ayer hablar sobre la sustracción, la forma en que se produjo y si llegó a ver D.V.L., que, según pudo saber este periódico, fue durante un tiempo su compañero sentimental, aunque en la actualidad no tienen relación efectiva.

DENUNCIA A LA GUARDIA CIVIL
La mujer nada más percatarse de la sustracción de su hijo acudió al cuartel de la Guardia Civil  de Celanova, donde  presentó la  correspondiente denuncia, en la que reconoce, según pudo saber este periódico, que el acusado es el padre biológico de su hijo y posible se dio a la fuga en un turismo Renault Clio. Los agentes remitieron las diligencias al Juzgado de Instrucción de Celanova.
La Guardia Civil está llevando a cabo las pesquisas con total mutismo al tratarse de un menor de edad.  Los agentes desconocían ayer el paradero del menor y el de su padre, aunque, según pudo saber este periódico,  este último o algún familiar suyo, ya podría haber mantenido algún tipo de contacto con la madre para asegurarle que el menor estaba en perfecto estado y no corría ningún tipo de peligro.
De todas formas, los investigadores continúan con las pesquisas para devolver el niño a su domicilio habitual en la zona de Bouzas (Vigo). n