VIGO

EU pide ayuda al obispo

La polémica sobre la Cruz del Castro continúa viva tras la decisión del alcalde de recurrir la sentencia que ordenaba su demolición al entender que entraba en la Ley de Memoria Histórica. Esquerda Unida apeló al obispo.

La Cruz del Castro preside la entrada al parque y la escalinata desde 1961.
La Cruz del Castro preside la entrada al parque y la escalinata desde 1961.
EU pide ayuda al obispo

El coordinador local de Esquerda Unida en Vigo, Rubén Pérez, considera que las declaraciones del alcalde tras el anuncio de recurrir la sentencia del Castro van en la línea del "pacovazquismo más patético" y se preguntaba ayer, irónico, si "Caballero va a pedir también ser embajador en el Vaticano". "No entendemos como desde el Ayuntamiento de Vigo, frente a una sentencia clara y concisa, formule un recurso contra la retirada de la llamada Cruz del Castro, inaugurada por el dictador Francisco Franco en 1961 en homenaje a los caídos en el bando nacional durante la contienda. Y no lo entendemos porque coincidimos con muchos católicos que no entenderían el otorgamiento de "símbolo religioso" a un evidente alegato a favor de la eliminación física del opositor político y de la manipulación por parte del fascismo del legítimo derecho a la creencia religiosa", explica Rubén Pérez en una comunicación.
Lo más llamativo es que Esquerda Unida ha decidido apelar al obispo de Tui-Vigo, al que le envió una carta a en la que le pide que "haga valer la autoridad que su figura otorga para que el Ayuntamiento retire el recurso, asuma la retirada de la Cruz del Castro y evite que se abra un conflicto sobre la, para nosotros y para la propia sentencia, inexistente simbología cristiana del conjunto monumental". La Diócesis guarda silencio, aunque ha visto con satisfacción el recurso presentado por el ayuntamiento ante el Tribunal de Galicia, que probablemente alargará el asunto durante años.

Y NOVA ESQUERDA
Por su parte, otra plataforma de la izquierda, Nova Esquerda Galega, fue más allá y advirtió de que presentará una querella por prevaricación contra Abel Caballero por el supuesto incumplimiento de la ley. Dicho grupo pidió además el traslado del Monumento Funerario en homenaje al Capitán Antonio Carreró Vergés, que se encuentra en Pereiró. Recuerda que el mencionado militar fue el encargado de leer el bando militar en la Puerta del Sol en julio de 1936 y la descarga de fusiles contra la población indefensa. También discrepa Nova Esquerda con el alcalde en la inexistencia de simbología franquista en las calles, y  advierte de que todavía lugares públicos "continúan llevando nombres de autoridades fascistas o en homenaje a ciudades o provincias del estado español con significación franquista", destacando el caso de Toledo, antes Alcázar de Toledo. 
"El Ayuntamiento de Vigo no puede permitir que haya alcaldes inconstitucionales, que representaron al franquismo, en el callejero, comola alameda de Bouzas Luis Suárez- Llanos, en homenaje al alcalde franquista de 1938 en plena Guerra cCivil. O la avenida Rafael Portanet en homenaje al alcalde franquista y corrupto que gobernó Vigo desde 1964 hasta 1970. También en Vigo existe una calle que honra al obispo Leopoldo Eijo Garay que en nombre de la iglesia católica bendijo el genocidio cometido en todo el Estado español".
En el lote incluye la calle del médico Martin Lago que, afirma,  se encargo de señalar a los simpatizantes de la Frente popular "para que luego fueran fusilados". n