TELEVISIÓN

Talento vigués en pantalla

Pablo, de 12 años, consiguió esta semana  entrar en La Voz Kids después de un intento fallido el pasado año.  Junto a él compiten Noemí y Ana,  otras dos voces privilegiadas de Vigo, que extiende su potencial en la televisión

De izquierda a derecha, Pablo, Ana y Noemí, los tres vigueses  que ya están en La Voz Kids
De izquierda a derecha, Pablo, Ana y Noemí, los tres vigueses que ya están en La Voz Kids
Talento vigués en pantalla

El  que la sigue la consigue, le dijeron los coaches y tenían razón. Pablo Arias, un vigués de 12 años, ha sido el último talento en ingresar en la lista de privilegiadas voces de uno de los concursos musicales con más éxito de televisión, La Voz Kids. Lo hacía en la última emisión del programa este lunes, en las llamadas audiciones a ciegas. Pablo se había presentado el año anterior pero no tuvo suerte. Los nervios le jugaron una mala pasada. En aquella ocasión, Rosario le animó a que lo volviera a intentar, a seguir trabajando porque tenía “ángel”. Dicho y hecho. El joven se presentó de nuevo, tras un año de duro trabajo, a defender ‘Amost is never enough’ y en el último segundo, Rosario se dio la vuelta. 


“Estábamos predestinados”, dijo al reconocer a Pablo, con quien se fundió en un abrazo. “He cumplido mi sueño”, expresaba en redes sociales el pequeño artista.


Con la de Pablo ya son tres las voces de Vigo que se han hecho hueco en el programa. Noemí, de 15 años y Ana de 13 encandilaron con sus interpretaciones y fueron elegidas para formar parte del programa.  La primera  conquistó a Melendi y a Antonio Orozco con su interpretación de ‘Tough lover’. Ambos trataron de llevársela a su equipo pero finalmente, la adolescente optó por el artista asturiano, al que aseguró, sigue desde que era muy pequeña. 
La de Ana fue considerada una de las mejores actuaciones del programa. A sus 13 años, se presentó en el plató con una guitarra y con apenas unas frases y acordes de ‘Starving” provocó que los tres miembros del jurado casi de forma simultánea se dieran la vuelta. Ella consiguió pleno en su actuación y eso que a consecuencia de los nervios (una vez que ya tenía asegurada la plaza) llegó a pararse hasta en dos ocasiones, eso sí, de forma muy natural y con una simpatía que arrancó aplausos. Finalmente, eligió a Antonio Orozco, con lo que la presencia viguesa está repartida en los tres equipos.


Pero no sólo de grandes voces está hecho el talento en Vigo.  El Taekwondo Tao de esta ciudad tiene opciones para alzarse con la final de otro de los programas estrella de la televisión, Got Talent. El equipo consiguió con su última actuación superar las semifinales , lo que le da más que opciones para ganar un concurso que llega a miles de hogares a través de la pequeña pantalla.


Sería la primera vez en la historia de dicho programa, que un equipo de estas características con una exhibición deportiva llegara a ser campeón, sin embargo, su demostración dejó cautivado al público del plató, a los jueces y también a los televidentes que ayudaron con sus votos.n