BAIXO MIÑO

El desescombro de Paramos costará más de tres millones de euros

Los trabajos tendrán tres meses de duración y se reconstruirán 24 casas de la 'Zona Cero' y 7 fuera de este perímetro

El alcalde estuvo acompañdo por el gerente de Urbanismo y el arquitecto redactor del proyecto de desescombro.  ayer
El alcalde estuvo acompañdo por el gerente de Urbanismo y el arquitecto redactor del proyecto de desescombro. ayer
El desescombro de Paramos costará más de tres millones de euros

El desescombro de la "Zona Cero "de Paramos, en Tui, supondrá un desembolso de 3.194.772 euros y tendrá un plazo de ejecución previsto de tres meses. El proyecto presentado ayer por el alcalde tudense, Carlos Vázques Padín, el gerente de urbanismo, Rubén Vázquez, y el arquitecto redactor del proyecto de desescombro, Francisco Valle Rubín, recoge que las viviendas que tendrán que ser reconstruidas son 31, de las que 24 están dentro del perímetro denominado zona cero y 7 fuera. Además, una vez reordenado el espacio afectado por la explosión de la nave de pirotecnia el 23 de mayo, de los 60.000 metros cuadrados que eran considerados como epicentro se ha reducido a la mitad, por lo que aquellas edificaciones que quedaron fuera podrán iniciar ya los trabajos de rehabilitación o reconstrucción. El proyecto se entregará este lunes en la Subdelegación del Gobierno y a partir de ahí será “el Gobierno central el responsable de ejecutarlo”.
Carlos Vázquez Padín recordó en la presentación del proyecto que "hay un compromiso público por parte de Pedro Sánchez, con motivo de la reunión que mantuvo con el presidente de la Xunta, de asunción económica" de esta intervención. El alcalde explicó que "somos una Administración pequeña, que necesitamos las ayudas de los demás para sacar este tema adelante".
Las cifras económicas del desescombro son inferiores a las "cantidades astronómicas" que se habían estimado inicialmente, debido a que ya en los últimos dos meses se trabajó en una primera fase de eliminación de amianto, de frigoríficos y productos putrefactos y de descontaminación, según explicó el regidor.
A esta intervención, junto la dirección y proyecto de obra, la administración local destinó en torno a 348.000 euros, más otros 59.000 del proyecto, que el alcalde confía en que sean también asumidas por el Gobierno central.
El proyecto incluyen la reconstrucción de las edificaciones, la consolidación de la mampostería y sillerías antiguas. Entre ocho y diez viviendas tendrán que ser demolidas. En el caso de algunas parcelas, se llegó a un acuerdo con los propietarios para unirlas y redistribuir su superficie. n