Kyrgios pierde los papeles y acaba descalificado en Roma