Sí se puede

Es cuestión de voluntad política porque si se quiere, se puede. Y más cuando se tiene un instrumento tan potente como los boletines oficiales y las mayorías lo quieren. Si no lo quieren porque están más pendientes de beneficiar a quien más tiene o si no se tiene un modelo claro de ciudad, pues no se puede hacer. Pero las cosas hay que hacerlas bien para evitar que la medida se dilate. En Berlín, una coalición de socialdemócratas, Los Verdes y La Izquierda ha decidido congelar los alquileres de pisos durante cinco años a partir de 2020. De esta manera se pretende acabar con la gentrificación en los barrios del centro de las ciudades y evitar la proliferación de pisos turísticos. La limitación de los alquileres es una de las peticiones de Unidas Podemos para formar un gobierno de cooperación o como quiera que se entiendan socialistas y morados. Berlín, entre otras ciudades, marca el camino. Que desde el poder no se diga luego que no se puede.