Saber y querer

El expresidente de la Generalitat no sabe lo que quiere y si quiere lo que quiere y ahí anda envuelto en un juego de palabra sobre la posibilidad de volver a presentarse al cargo. Ahora, dice, “la balanza está más inclinada por el no que por el sí". Pero si le preguntan si ahora lo descarta, no puede ni quiere hacerlo: "En unos meses podré. Se trata de saber si querré. Y si quiero, saber si es posible. Si la respuesta es ahora, es no".  En fin, que algunos políticos son amigos de las palabras para enmascarar lo que quieren en caso de que lo sepan. Pero en el caso de Artur Mas que está inhabilitado para ejercer cargo público hasta febrero del próximo año hay dos cuestiones que le pueden ahorrar saber lo que quiere: la primera, que tras la sentencia del ‘procés’ Torra puede estar tentado de adelantar las elecciones autonómicas y no podría presentarse. Y la segunda, que tiene que contar con que los de la CUP le dejen si tiene que contar con sus votos. Ya le impidieron ser molt honorable en otra ocasión.