Opinión

En todos los trabajos se fuma

Opinión

En todos los trabajos se fuma

Esta expresión se solía utilizar para señalar que es imposible mantener una jornada laboral de ocho horas sin tomarse algún momento de asueto, más allá de los legalmente establecidos, porque no hay cuerpo que lo resista, porque a veces se necesita desconectar de la rutina para volver a la faena con la cabeza un poco aireada. Cierto que no se puede hacer en todos los trabajos y que el tiempo de café o del pitillo es un privilegio pero en muchos casos más que ir en contra de la productividad va en su favor, y este es un asunto que más vale pactar que imponer, y más hacer la vista gorda que poner un reloj, siempre, claro que no se produzcan abusos, aunque el caradura es también una clave en el mercado laboral. Una prohibición solo fomentaría una nueva forma de presentismo, y de calentar la silla mientras se está en Babia esperando que pase el tiempo una vez realizado el trabajo. La Audiencia Nacional ha decidido que las empresas pueden descontar el tiempo del cigarrillo. Una reforma laboral en toda regla. 

Comentarios