Qué viene el lobo

Qué viene el lobo

En el mundo en que vivimos esta frase se puede usar cientos de miles de veces. Empezando por el cambio climático que aún hay sociedades humanas, para no llamarnos de otra manera que no se han enterado de que si no hacemos nada por controlar la polución masiva de todo tipo de mierda en el planeta dentro de 100 años el Homo Sapiens pasara a la historia. Luego está la masiva transformación del modus operandi del mundo relacionado a la tecnología en general, desde la informática a los drones, desde los ordenadores portátiles a los robots, desde la compra, el ‘banking on line’, las ‘citas’ por Internet para encontrar pareja ‘a la carta’, desde Google, hasta las redes sociales y al último de la película que es la puñetera política. Uno no tiene que ser demasiado listo para darse cuenta de que estamos dando vueltas y vueltas en una especie de tiovivo que no cesa de marearnos al mismo tiempo que no hay manera de controlarlo y menos pararlo. España, por ejemplo, vive en estos momentos un verdadero cambalache político que encaja perfectamente como un pasajero en esta ‘calesita’ que acabo de describir. Sigamos con mi supuesto país de acogida, el Reino Unido, que desde que decidieron mandar al cuerno a la Unión Europea han estado 3 años mareando no solo la perdiz dentro del mismo país dirigido desde la tumba de la Reina Victoria, pero también a los otros 27 países que vivimos al otro lado del canal. Acaban de elegir el nuevo Primer Ministro, Boris Johnson que no es más que un payaso y bocazas que promete el ‘oro y el moro’ de un futuro brillante. Sumemos a Trump, el gran jefe de la 7ª de Caballería que esta como el Coronel Custer contra los indios (el resto del mundo, pero en especial los pobres latinoamericanos del sur de Tejas), los del Oriente Medio, ahora están enfrentados los de la túnica blanca en Arabia Saudí contra los ayatolas de Irán por lo de los petroleros en el golfo de Omán que a su vez pueden poner en un cohete a la luna el precio del crudo. Además, Irán acaba de derribar un ‘dron’ americano y el rubio de Washington ya amenaza con represalia. ¿Nos vamos al Oriente Lejano y que nos encontramos? Rebelión masiva de ciudadanos en Hong Kong, la ex-colonia británica contra China, el poderoso hermano mayor por los derechos humanos o alguna otra queja. Ahora viene el 5G para cambiar aún más nuestras vidas modernas. Podremos estar tomando un café o un vino con un pincho en una cafetería mientras encendemos la lavadora, damos de comer al perro o el gato, regamos las plantas del jardín o simplemente apagamos la televisión porque nos enteramos que el ‘niño’ está mirando un programa de pornografía. A todo esto, está el mundo de Putin de Siberia vigilando silenciosamente para poner pegas a cualquier asunto que se le ocurra al Occidente que no le guste. Sea en Venezuela, o cualquier otra parte del mundo. En fin, estamos ante unos retos mundiales tan enormes pero el principal es el mas importante. O se une todo el mundo para acabar con el destrozo del planeta o nuestros futuros descendientes se irán todos a la porra.