Portada

No integrar, no destruir

Cartas al director

No integrar, no destruir

Es el caso referente a dos personas sin hogar, Diego y María, que podría considerarse fue tratado en su momento de un modo aporofóbico por algún medio. El caso fue remitido a la Fiscalía, dando lugar a diligencias y obligando al ayuntamiento a tomar soluciones: demasiado tarde. 
Por desgracia, hace escasas semanas recibimos una comunicación procedente de la Fiscalía de que uno de los afectados, Diego, había fallecido. Bien sabíamos que se trataba de dos personas enfermas dada su cronicidad en la calle. Diego ha fallecido a causa precisamente de este estado crónico, y es una noticia dolorosa, que refuerza el criterio de la violencia administrativa -lo denunciaba hace unos días la Valedora do Pobo- como una realidad sangrante contra la gente de la calle. Desde luego, el de Diego no es el primer caso. Ni tampoco hay, por lo que parece, verdaderos responsables...

SER ACTUAL

Hemos de recibir con alegría que alguien que ha desempeñado un papel importante explique sus actuaciones. Seguir siendo actual forma parte de la…
chevron_right