Vigo

Vigo encara el verano con sus tres embalses al 100%

Vigo

vigo

Vigo encara el verano con sus tres embalses al 100%

Así estaba Eiras en la gran crisis de 2017: apareció incluso una aldea anegada.
photo_cameraAsí estaba Eiras en la gran crisis de 2017: apareció incluso una aldea anegada.
El área metropolitana cuenta con la mejor provisión de abastecimiento de agua
nnn Los tres embalses que abastecen Vigo y su área metropolitana iniciarán el verano al 100 por cien o por encima del 99 por ciento en el peor de los casos, a tenor de las cifras que maneja Augas de Galicia. En concreto, Eiras, el mayor embalse gallego, se sitúa el límite de su nivel máximo, en tanto que Zamáns y Baiña, este último en Baiona, han alcanzado su tope de capacidad. El resto de presas gallegas también están por encima del 90 por ciento, pero Vigo dispone de un sistema más amplio que garantiza que habrá agua para la ciudad y la docena de municipios adscritos en ambas orillas de la Ría en cualquier circunstancia hasta bien entrado el otoño, incluso sin precipitaciones. 
En los últimos ejercicios, la Xunta, a través de Augas de Galicia, opta por mantener los embalses al máximo a partir de abril, al contrario que en el pasado, cuando mantenía las instalaciones en torno al 75 por ciento, dejando un resguardo del 25 por ciento como reserva para situaciones de lluvias torrenciales. 
En todo caso, Eiras ha aguantado sin problemas desde la crisis de 2017, cuando llegó a quedarse al 30 por ciento, al límite su viabilidad, lo que obligó a tomar medidas restrictivas y a plantear un trasvase desde el Verdugo, finalmente descartado. 
La ventaja de su ubicación, en la comarca de Montes, es que sólo con cinco días consecutivos de lluvias el embalse recuperó el 100 por cien y pudieron abrirse las compuertas para desaguar. Según los datos de Meteogalicia, en Vigo se han recogido en los primeros cinco meses del año 507 litros, en tanto que en Fornelos han sido más del doble, 1.237, en el mismo período. Esta proporción se mantiene estable a lo largo de las estadísticas históricas y también en mayo, que ha sido un mes normal: 33 litros en Vigo, como en otros años.
Con todo, la crisis de 2017 planteó la necesidad de contar con una reserva para una situación extrema, pero no se ha tomado una decisión. A finales del pasado año, el Gobierno gallego mostró su interés por avanzar en la búsqueda de soluciones estructurales al abastecimiento de agua a Vigo y sur de la provincia de Pontevedra. La idea es que la Xunta cofinancie un estudio que debe acometer el Gobierno de España. Dicho informe decidiría entre tres propuestas: trasvase desde el Miño -la má fácil- la ampliación de Eiras o un nuevo embalse más arriba. Incluso se planteó la posibilidad de una planta desaladora, pero está descartado.
La Xunta planteó además que las actuaciones necesarias para garantizar el agua a la comarca de Vigo sean declaradas de interés general del Estado, consiguiendo así mayores garantías para su financiación. Augas de Galicia considera necesario aplicar en Vigo, una comarca con 600.000 habitantes, el mismo sistema que se aplicó en otros contornos urbanos menos poblados, como Ourense y Pontevedra. n

Más en Vigo
Comentarios