Vigo

Dos años de cárcel por agredir a su profesor a paraguazos

Vigo

vigo

Dos años de cárcel por agredir a su profesor a paraguazos

La alumna y su madre, ayer, durante la vista de conformidad, en el Penal 1 de Vigo.
photo_cameraLa alumna y su madre, ayer, durante la vista de conformidad, en el Penal 1 de Vigo.
La alumna y su madre admitieron el ataque en la Universidad en la revisión de un  examen
 La alumna universitaria y su madre que fueron denunciadas el pasado año por agredir a un profesor reconocieron ayer en el juzgado los hechos al aceptar un acuerdo de condena que les impuso a cada una dos años de prisión y multa de 450 euros. Ambas asumieron los delitos de atentado y lesiones y se les aplicó  la atenuante de reparación del daño al haber pagado ya 210 de los 610 euros con los que tendrán que indemnizar al profesor, golpeado con un paraguas durante la revisión de un examen suspenso.  El juzgado acordó la suspensión de la ejecución de la pena por dos años, es decir que no ingresarán en prisión mientras hagan frente al total de la indemnización y no delincan durante los citados dos años.
Los hechos tuvieron lugar el 31 de enero de 2019, la alumna tenía fijada una cita para la revisión de un examen con el profesor de Xestión de Coñecemento e Innovación Tecnolóxica del Grado de Administración y Dirección de Empresas  de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Vigo.
A la reunión, la joven se presentó acompañada por su madre, también acusada. Ambas, según el escrito de acusación que fue asumido en el acuerdo de conformidad, entraron en el despacho. El profesor les aseguró que sólo atendería a la alumna y que su madre debía esperar fuera del despacho por lo que la estudiante se molestó y le manifestó que iba a presentar una queja en el decanato. Aunque ambas se fueron, la joven regresó unos 20 minutos después entrando sola en el despacho. Tras hablar con el profesor de la revisión del examen al salir cogió las llaves había en la puerta y cerró el despacho, si bien el profesor salió al instante gracias a un juego de repuesto que tenía en el despacho y se dirigió a la conserjería para avisar de que cambiaran el bombín de la puerta.
Cuando regresó al despacho, se presentó de nuevo la alumna para devolverle las llaves, entrando seguida de su madre. Ambas se acercaron a la mesa del profesor por lo que éste se levantó con intención de abandonar el despacho, momento en el que la joven procedió a darle varios paraguazos en el cuerpo, mientras su madre le acorraló para evitar que se fuera, saltándole las gafas y provocándole una herida sangrante. Finalmente, el profesor logró salir y llegar hasta el despacho de una compañera para llamar a la Policía.
Las dos mujeres naturales de Lugo, antes de entrar en la vista de conformidad, aseguraban que el profesor había agarrado a la joven del cuello y que ésta actuó en un arrebato. Sin embargo, la Fiscalía nunca acusó al profesor y al  aceptar el acuerdo, que rebajó en un año la petición de la acusación particular, asumieron los hechos.

Más en Vigo
Comentarios