España

La Guardia Civil asegura que falta documentación del 8-M

España

España

La Guardia Civil asegura que falta documentación del 8-M

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ante la prensa.
photo_cameraEl director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ante la prensa.
Los investigadores sospechan que Illa y Simón ocultaron información "muy relevante" sobre el virus

 La Guardia Civil ha puesto el foco en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) al insinuar en un nuevo informe a la jueza del 8M que esta institución no ha aportado toda la información que dispone, de manera que "podrían faltar documentos" claves para la investigación. Esta es una de las conclusiones de un segundo informe de la Guardia Civil entregado a la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, para ampliar el primer informe y subsanar algunos errores.
En uno de los apartados del informe, que consta de 200 páginas, los investigadores sospechan que el Ccaes no ha aportado toda la información que dispone sobre la pandemia con anterioridad al 8M, como así lo requirió la Policía Judicial en un oficio dirigido a su director Fernando Simón el 16 de abril. Dice que "a pesar de solicitar en el oficio que participen todas las recomendaciones, instrucciones o directrices sanitarias que en el marco de la crisis sanitaria generada por el covid-19 fueran efectuadas, de la documentación aportada se deduce que podrían faltar documentos en relación con dicha información". Los agentes llegan a esta conclusión al observar que en el canal de comunicación con el Centro existen "direcciones de correo adicionales" asociadas al Ccaes y "distintas a las dos facilitadas", entre ellas la del propio director Fernando Simón, "de la que no ofrecen información alguna".

Medidas sanitarias

La Guardia Civil concluye en la ampliación de su informe sobre la investigación del 8M, que ha entregado en el Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, que el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, "sabía" desde el 10 de febrero que se debían establecer medidas sanitarias como guardar una distancia de seguridad de 2 metros para evitar contagios del coronavirus. Además de conocer ya la "peligrosidad", la alta contagiosidad, las complicaciones que provocaba el virus y que los más vulnerables eran ancianos y sanitarios. Es decir, que en esa fecha, se refleja ya el "grado de conocimiento de la enfermedad y su posible gravedad".
También explica las complicaciones que se producen en base al análisis de 99 casos hospitalizados en Wuhan: 23 requirieron ingreso en UCI, 17 sufrieron síndrome de distrés respiratorio del adulto; 3 fallo renal; 8 daño pulmonar agudo; 4 shock séptico y 1 neumonía asociada a ventilación mecánica. "En el momento de publicar la serie 11 habían fallecido, 31 habían sido de alta y 58 permanecían ingresados", rezaba el informe del CCAES que recoge la Guardia Civil en el texto entregado a la juez.

En esa fecha, dicen los agentes, ya se conocían casos leves y asintomáticos en Alemania, España, Bélgica e Italia, principalmente casos secundarios. 

Illa niega que en marzo se supiera el verdadero alcance de la pandemia

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, negó ayer que el 8M tuviera "evidencia científica" de la gravedad del coronavirus como para prohibir los actos de ese día, mientras que un nuevo informe de la Guardia Civil sugiere que el Gobierno era consciente de ello e insinúa que ha ocultado datos a la juez que lleva el caso. Illa defendió lo que se hizo el día 8 de marzo, porque en aquel momento "no había la evidencia científica", "al menos yo no la tenía -ha dicho- para decir que había que prohibir eso".

"Con el 8 de marzo, yo creo que vamos un paso más allá ¿no? Porque miremos el conjunto de actos que se celebraron en Madrid, incluso después del 8 de marzo, que hubo un concierto el día 11. Entonces, vamos a ver, ¿eh?", respondió Illa al diputado de Vox Juan Luis Steegmann al ser preguntado sobre la autorización para la manifestación del Día de la Mujer del pasado 8 de marzo.

Steegmann también critica que el director del Centro de Coordinación de Alarmas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, diga en rueda de prensa que no hay evidencias que el 8M fuera un vector significativo de contagio, pero sí señale que los contagios podrían haberse producido en el transporte. "¿Acaso los manifestantes se teletransportan", declaró.
El portavoz de Vox también pone en duda las decisiones del Ejecutivo el Día de la Mujer apuntando que entonces la tasa de contagio era del 11% y se permitió la concentración de miles de personas, mientras que ahora, que el porcentaje es del 4%, no se pueden reunir más de 30 personas.

Más en España
Comentarios