Atlántico

ECONOMÍA

Una empresa de Vigo impulsa el primer Seat 600 eléctrico

Little Electric Car transforma vehículos clásicos de combustión. Su socio Movelco lo comercializará

Little e601
Little e601
Una empresa de Vigo impulsa el primer Seat 600 eléctrico

El 600 regresa al mercado con tecnología del siglo XXI, cien por cien eléctrico, bajo el nombre de Little e601. Lo hace de la mano de la empresa viguesa Little Electric Car, con sede en Mos, que acaba de inaugurar una nueva división de negocio transformando coches clásicos y de colección con motores de combustión en eléctricos. 


Esta primera unidad, en la que llevan trabajando dos años, será presentada a nivel mundial la próxima semana en la feria Motortec de Madrid. "Hemos hecho una reingeniería total del vehículo, cambiando toda la cadena cinemática, el motor, batería y cajas de cambio, pero conservando la esencia del modelo", explica Rubén Blanco, gerente de Little Electric Car, empresa participada por las viguesas Movelco y Recalvi. "La idea surgió hace tres años porque constatamos que hay mucha gente que tiene coches clásicos y coleccionistas que no pueden disfrutar de ellos en grandes ciudades como Madrid, París o Londres por la restricciones de tráfico de vehículos de combustión los fines de semana", apunta Blanco. 


Movelco prevé comenzar a comercializarlo en abril de este año y Little dará continuidad a este proyecto exclusivo siempre a demanda y bajo pedido de los clientes. Algunos ya han mostrado interés por restaurar sus 'joyas' desde España, Italia, Reino Unido, Francia y Argentina. 


Movelco, por su parte, presentará también en Motortec un box eléctrico destinado a talleres de coches para que estos puedan atender este tipo de vehículos. El box contará con formación, herramientas y puntos de recarga. "El taller tiene que evolucionar o se va a quedar atrás porque el vehículo eléctrico está ganando terreno y es una apuesta de futuro", señala Rubén Blanco, socio de la firma.


Recalvi, la otra pata del negocio, presentará el acuerdo de distribución de reposiciones para auto a nivel nacional con la marca Champion.
Little Electric Car nació hace una década, facturó cerca de un millón de euros el año pasado y está instalada en Mos. Se dedica a la fabricación de coches eléctricos tipo 4x4, buggies y jeeps con motorización eléctrica y reducidas dimensiones y peso. Entre sus clientes se encuentran bodegas -que los emplean para realizar catas y visitas a los viñedos en pleno auge del enoturismo-, firmas como Seur o Correos, aeropuertos y cadenas hoteleras y resorts en el Caribe. PSA Peugeot-Citroën también ha optado por sus unidades ligeras para su fábrica de Vigo.n