Deporte local

La "morriña" de Sara Tui tiene la cura en la pelota

Deporte local

primera división

La "morriña" de Sara Tui tiene la cura en la pelota

Sara Tui ya acumula dos semanas de entrenamientos de pretemporada con el Madrid CFF.
photo_cameraSara Tui ya acumula dos semanas de entrenamientos de pretemporada con el Madrid CFF.
La tudense afronta su segunda temporada en el Madrid CFF, la séptima lejos de su casa

Desgraciadamente, es muy usual que jóvenes sobradamente preparados deban marcharse de Galicia para encontrar puestos de trabajo acordes a sus capacidades. Sucede en diversos campos. Y también en el fútbol. Concretamente en el femenino, donde Vigo y su área no tienen ningún equipo en la élite desde el malogrado El Olivo. Sara González lo sabe bien. Porque después de disfrutar de la máxima categoría con el equipo vigués, tuvo que hacer las maletas y marcharse para poder seguir haciendo lo que más le gusta entre las mejores.
"¡Buah!", exclama con la voz encendida al otro lado del teléfono. El detonante, una pregunta sobre si se echa mucho de menos el hogar. "Cada vez que voy y me tengo que marchar entra una morriña...", reconoce la centrocampista, que se encuentra en plena pretemporada de la que será su segunda campaña en el Madrid CFF. Antes, estuvo cuatro en el Granadilla de Tenerife. Unidas a la 2008/09 en L'Estartit de Girona, hacen que el 2020/21 sea el séptimo curso lejos de casa. Pero González tiene tan presente su tierra, que la lleva en su nombre futbolístico. Sara Tui afirma que "disfruta" cada vez que viene, que desde que fichó por el conjunto madrileño es más a menudo. "Cuando estaba en Tenerife era muy complicado. Estuve los cuatro años sin ir a casa en Navidad", recuerda.
Son gajes de un oficio que no tiene representación aquí. "Ya...", lamenta Sara. "Pero con el Dépor la cosa está cambiando. A ver si puede servir para mudar la dinámica del fútbol femenino en Galicia. Es el ejemplo de que si se quiere, se puede. Solo es creer y apostar por ello, porque pasan los años y sigue siendo lo mismo", comenta con tranquilidad. ¿Un mensaje al Celta? Ni mucho menos. La centrocampista del conjunto madrileño se muestra cauta y respetuosa con la ausencia de sección femenina en el club celeste aunque le resulte "extraño" que no dé el paso. "Desconozco cómo está el tema. Tendrán sus razones", comenta, escueta.
En lo que sí se explaya Sara Tui es en su propio negociado. "Estoy muy contenta. Hay un grupo muy bueno", explica en plena pretemporada. "Los primeros días fueron duros. Se acusa la inactividad", confiesa la tudense, deseosa de volver a competir. "Lo primero es la permanencia", advierte. "A partir de ahí, veremos hasta dónde podemos llegar", agrega con confianza.
Y esa ilusión desbordante tiene lejana fecha de caducidad. "El fútbol es el centro de mi vida", proclama. A sus 31 años, asegura que "es feliz con la pelota" y que "seguirá mientras el cuerpo aguante" con ella. "Porque cuando lo deje, sé que lo echaré mucho de menos", reconoce. Por eso hay que disfrutar al máximo del momento. Aunque sea lejos de casa.

"Si no se firma el convenio colectivo sería retroceder"

Les costó mucho a las futbolistas sacar adelante el primer convenio colectivo de su historia. Fue necesario, incluso, una huelga para que la patronal atendiese a sus reclamaciones. Pero, con el fin de la temporada y el inicio de la siguiente, hay que firmar un nuevo acuerdo. "Tienen que reunirse", comenta Sara Tui, que es muy consciente de que es imprescindible mantener una reglamentación que ampare los derechos laborales de las jugadoras. "Dimos un paso hacia adelante con aquel convenio. Si no se firma el nuevo, sería retroceder otra vez", reflexiona la tudense, que pide "seguir igual" como mínimo. "Sobre todo, para no tener que llegar a ese punto de la huelga", esgrime la centrocampista.

"Que el Real Madrid apueste nos va a ayudar a crecer"

La temporada 2020/21 será la del estreno del Real Madrid femenino, que absorbió al Tacón el año pasado y desde este mismo curso competirá con su escudo e indumentaria oficial. "Que un club tan grande como el Real Madrid apueste por el fútbol femenino nos va ayudar a crecer", confiesa Sara Tui.
La centrocampista del Madrid CFF -que, pese al nombre, juega en San Sebastián de los Reyes-, reconoce que le va a resultar "raro" jugar "contra ese escudo". Será la primera vez para todas, así que será cuestión de acostumbrarse. Con la llegada del Real Madrid son solo dos los clubes de Primera masculina que siguen sin equipo femenino. Uno es el Getafe. El otro, el Celta.


 

Más en Deporte local
Comentarios