Atlántico

VOLEIBOL

Cincuenta años de historia y un futuro muy prometedor

El Club Vigo nació en 1969 de la mano del Hermano Miguel, Luis Miró y Floriano Fernández en el seno del Colegio Maristas El Pilar.
La plantilla durante el patrocinio de Larsa.
La plantilla durante el patrocinio de Larsa.
Cincuenta años de historia y un futuro muy prometedor
Dos años después de su creación, ya competía en Superliga con los mejores equipos de España. El trabajo de cantera ha sido la piedra angular de la entidad desde su fundación. Tanto es así que, en la mejor época del equipo, con el patrocinio de Larsa y jugando en competición europea durante cuatro años consecutivos, el grueso del equipo lo conformaban jugadores de la casa.
Durante estos cincuenta años el Vigo ha pasado por altibajos, algunos de más duración que otros, pero siempre por causa de la falta de patrocinios. Comenta Touza que ninguno de sus descensos se debió nunca a motivos deportivos, todos han sido renuncias a pelear en la máxima categoría por no poder asumir los gastos que conlleva competir en Superliga. Y la única constante a lo largo de todos estos periodos es la apuesta por jugadores de la cantera, que están dispuestos a jugar en el equipo sénior sin cobrar si de eso depende la supervivencia del club.
 Guillermo Touza es el primero en enorgullecerse de haber llegado tan alto en el voleibol a nivel nacional e internacional con la cantera, aunque también destaca que, sin el trabajo de todos aquellos implicados con la entidad, habría sido imposible. 
En la actualidad, el Club Vigo milita en la Superliga 2, la segunda división del voleibol a nivel estatal. La temporada pasada no pasó de mitad de la tabla y cuenta con un equipo muy joven –el jugador más mayor tiene 23 años–, pero ese plantel es una de las grandes esperanzas de Touza. "Este año vamos a tener una plantilla muy bonita, porque ahora están volviendo los chicos que se fueron a estudiar sus carreras fuera y estamos recuperando a aquel equipo juvenil que fue subcampeón de España", explica el presidente. "Tenemos un equipo espectacular a nivel humano, y a nivel deportivo es la que nos puede dar un saltito de calidad", prosigue. Eso, claro está, si el club logra que no se vayan a otros equipos, algo que está fuera de su alcance y que "es ley de vida" según Touza. Pero el dirigente es optimista y, aunque no espera ascender este año –el del 50 aniversario–, sí que ve posible que la plantilla de esta temporada los coloque "entre los tres o cuatro mejores de la competición". Lo que sí que está claro es que el equipo de voleibol más longevo de España seguirá apostando por la cantera y buscando apoyos para volver a Superliga.n