VIGO

El vértigo es una de la consultas más frecuentes en Primaria

Las causas puede ser traumatismos en la cabeza o el cuello, infecciones víricas, patologías del oído medio, estrés o ansiedad

El doctor Manuel Estévez en su consulta privada.
El doctor Manuel Estévez en su consulta privada.
El vértigo es una de la consultas más frecuentes en Primaria

 El vértigo y el mareo están entre las primeras causas de consulta en Atención Primaria. Es el médico de familia quien decide si es necesario derivar al paciente al Otorrinolaringólogo para que efectúe un correcto diagnóstico y tratamiento. El doctor Manuel Estévez es especialista en el Hospital Álvaro Cunqueiro y es uno de los mayores referentes en España en otoneurología. Es miembro de la Sociedad Española y de la Sociedad Gallega de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello, además de ser cofundador  de la Sociedad Espñaola-Alemana de Otorrinos. 

¿Qué es el vértigo?
El vértigo, es uno de los motivos de consulta más frecuentes en nuestra especialidad, la gente lo describe como una sensación de giro intenso o sensación de inestabilidad o flotabilidad, desequilibrio, falta de control sobre la marcha con desviación hacia uno u otro lado, a veces se acompaña de náuseas o vómitos, sensación de presión en la cabeza, visión borrosa, o de desplazamiento hacia los lados. Puede ir acompañado de síntomas auditivos como acúfenos (ruidos en los oídos o en la cabeza) o  pérdida de audición.

¿Dónde se producen?
Su origen está en la mayoría de las ocasiones en el oído interno, y concretamente en los conductos semicirculares o laberinto posterior. Hay varios tipos de vértigos, entre ellos el vértigo posicional es el más frecuente y se origina por cambios de posición de la cabeza en el espacio, al agacharse levantarse o girarse en la cama, suele durar segundos y el paciente tiene la sensación de que todo le gira rápidamente. El otro vértigo más típico es el vértigo de Meniere, que además de durar más tiempo, desde veinte  minutos a horas, se acompaña de ruidos en el oído y disminución de la audición.

¿Por qué se producen los vértigos?
Las causas del vértigo puede ser un  traumatismos en la cabeza o el cuello, infecciones víricas, patologías del oído medio  como colesteatomas o fístulas laberínticas, situaciones de estrés o ansiedad etcétera. El diagnóstico se realiza con una buena historia clínica en la descripción de los síntomas por parte del paciente nos dará en la mayoría de los casos las claves, además hay que realizar en muchos casos pruebas complementarias como son la videonistagmografía, audiometría o posturografía para completar el estudio Es también clave ver un movimiento involuntario del ojo que se produce simultáneamente con la sensación de vértigo y que se llama nistagmo y que en muchos casos nos informa de la localización del vértigo. 

¿Tiene tratamiento el vértigo?
El tratamiento se basa en un correcto diagnóstico, que en ocasiones es difícil por lo imprecisos que resultan los síntomas, pero ciñéndonos a los vértigos más frecuentes diremos que el vértigo posicional se trata mediante una serie de giros efectuados en una camilla, llamados maniobras de reposición de los otolitos. El vértigo de Meniere, se puede tratar, dependiendo de su fase de evolución y la sintomatología que origine, mediante diuréticos, o inyecciones de corticoides o gentamicina intratimpánica, que es un procedimiento que se realiza en la consulta con anestesia local de forma ambulatoria.