OURENSE

Persiguió a tiros al hombre que sospechaba amante de su mujer

El agresor, de Oímbra (Ourense), acudió con la escopeta al enterarse de una cita de su esposa con la víctima

 

El detenido permanecía este domingo en el calabozo de Verín, situado en la planta baja del edificio judicial.
El detenido permanecía este domingo en el calabozo de Verín, situado en la planta baja del edificio judicial.
Persiguió a tiros al hombre que sospechaba amante de su mujer

Un vecino de Oímbra, A. R.C., de 47 años, permanecía ayer detenido en el calabozo de la Policía Local de Verín como presunto autor de los delitos de intento de homicidio y allanamiento de morada, después de presuntamente disparar con una escopeta dos veces contra un vecino de A Gudiña, del que sospechaba que estaba manteniendo una relación sentimental con su mujer.

Los hechos que motivaron la detención se registraron sobre el mediodía del pasado sábado cuando A.R.C. se adelantó –supuestamente portando una escopeta de caza en su coche–, a una cita que tenía su esposa-esta no llegó acudir- con el otro hombre en los alrededores del mismo núcleo urbano de Oímbra.

Una vez en el lugar donde se iba celebrar la cita y según pudo saber este periódico, el agresor se parapetó en un lugar oculto y esperó a que llegara el supuesto amante de su mujer, que también acudió en su vehículo.

Cuando lo tenía cerca, al parecer, detonó presuntamente los dos cartuchos con los que tenía cargada el arma contra el automóvil, lo que provocó que el vecino de A Gudiña, según su declaración, se percatara de la emboscada y ya no llegase a parar el automóvil, acelerando a continuación en dirección a A Gudiña.

El presunto agresor puso entonces en marcha su vehículo y lo persiguió. Primero por la carretera entre Oímbra y Verín y, después, a lo largo de la autovía A-52, hasta la misma localidad de A Gudiña, donde la víctima intentó refugiarse en su vivienda.

El agresor, según pudo saber este periódico, accedió al interior de la casa y, tras sacarlo a la calle, iniciaron una pelea en la que ambos resultaron heridos, sufriendo politraumatismos y hematomas en el cuerpo.

Un vecino medió en la reyerta y alertó de lo sucedido a la Guardia Civil, que acudió de inmediato al lugar y procedió a la detención del vecino de Oímbra. n