GALICIA

Aumentan los afectados por el brote de legionella en Lugo

La residencia pública de As Gándaras y la privada de Guntín derivaron los 11 enfermos al HULA

Aumentan los afectados por el brote de legionella en Lugo

n n n El Servizo Galego de Saúde (Sergas) confirmó ayer que fueron detectados otros dos casos positivos por legionella en la residencia de mayores de As Gándaras, en Lugo, que depende de la Consellería de Traballo e Benestar, por lo que el número de afectados en ese centro público se eleva ya a ocho personas. Según informó el Sergas, esas dos personas fueron ingresadas ya en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) y, al igual que los otros cinco ancianos procedentes de la misma residencia que están recibiendo tratamiento en ese hospital, "evolucionan favorablemente". De las ocho personas afectadas por la legionella en esa residencia para mayores sólo una recibió de momento el alta hospitalaria.
Por lo demás, en lo que respecta a los casos positivos confirmados en la residencia San Salvador -en el municipio de Guntín-, donde se detectó un segundo brote de legionella en la provincia de Lugo, el Sergas confirmó que están ingresados en el HULA tres pacientes. También en su caso "todos evolucionan favorablemente".
Con respecto a la residencia de As Gándaras, el jefe territorial de la Consellería de Traballo e Benestar confirmó que mediodía de ayer entró en funcionamiento un circuito "totalmente independiente" para "suministrar agua caliente "a un baño geriátrico" en cada una de las plantas del centro 
Asimismo, manifestó que también se ha establecido una canalización "totalmente independiente" para dar servicio a dos de los baños que utilizan los trabajadores del centro, ubicados en la planta baja del edificio, uno en el vestuario del personal femenino y otro en el de los hombres.

instalaciones provisionales
La Delegación Territorial de la Xunta de Galicia en Lugo afirmó que la puesta en servicio de este circuito de agua caliente sanitaria en la residencia de As Gándaras supuso la instalación de "canalizaciones" provisionales que van "pegadas al exterior del edificio", de ocho plantas. Los trabajos para poner en marcha esta instalación comenzaron el pasado sábado. Esa instalación provisional estará operativa hasta que el día 28 de noviembre se haga una prueba definitiva para descartar la presencia de la bacteria en la red de suministro de agua caliente.
Las mismas fuentes confirmaron también la existencia de esos tres nuevos casos de legionella en la residencia de ancianos del municipio de Guntín, si bien aclararon que en este caso las instalaciones pertenecen a una empresa privada, que es la que tiene que realizar las labores de desinfección, bajo la supervisión de los expertos designados por la Consellería de Sanidade.
Coincidiendo con estos brotes en la comunidad gallega, en el vecino Portugal la legionella acabó con la vida de ocho personas, según las autoridades sanitarias del país. La Dirección General de Sanidad indicó que el brote afecta a 317 personas, la inmensa mayoría residentes en la región de Lisboa, donde se localizó el foco de infección. De las ocho víctimas mortales, seis eran hombres y dos mujeres con edades comprendidas entre los 52 y los 89 años, precisó la fuente. n