Opinión

Autovías de pago, autopistas con peaje

Opinión

Autovías de pago, autopistas con peaje

Unas de las primeras cosas que hizo el nuevo Gobierno fue anular -o aplazar sine die, que es lo mismo- la eliminación del peaje entre Vigo y Redondela, que estaba pactada por el anterior Ejecutivo mediante un incremento de 0,02 euros en la tarifa general del pago en la AP-9 como compensación. Ábalos, el nuevo ministro de Fomento, fue claro: habrá que hacer varios informes sobre el impacto en la circulación antes de tomar dicha medida, que es la misma fórmula que todos los responsables del mismo departamento utilizan desde hace 14 años con la construcción de la variante Vigo-Ourense de alta velocidad por Cerdedo. En este caso, Ábalos tampoco decepcionó: en Cerdedo, dijo, hay que realizar otra investigación -ésta ambiental- sobre el trazado más examinado del mundo que llevará otros tres años y luego “ya veremos”. Enésima patada adelante y misma conclusión: nunca habrá AVE por Cerdedo, esa es la única seguridad, ni ahora con Ábalos, ni antes con De la Serna y Pastor, ni mucho antes con Blanco ni mucho menos con Magdalena Álvarez, claro.
La segunda decisión del Ejecutivo fue anular el plan de inversión en carreteras (PIC) anunciado por Mariano Rajoy para construir una serie de autovías en España sin ligarlas al Presupuestos del Estado, a través de un pago vía “peaje en la sombra” que asumiría el Estado durante un tiempo como compensación por la obra. La ventaja de este sistema estaba en que resulta mucho más ágil y se podrían marcar plazos de ejecución. La Xunta estaba de acuerdo en que en el PIC gallego habría que meter la finalización de la A-52 entre Porriño y Vigo, lo que permitiría convertir en emérita la A-55. Bien, no sólo no habrá dicha jubilación, sino que tendremos A-55 para rato al vincular el ministro de Fomento la construcción de la A-52 Vigo-Porriño con la aprobación de los Presupuestos del Estado.... lo que no parece que vaya ocurrir pronto. Como colofón, se acaba de anunciar a través del número 2 de Fomento planes para introducir el modelo portugués de pago por las autovías. Un peaje en la A-55 sería el súmmum. Conclusión: es muy probable que no haya Presupuestos del Estado para 2019, y por ello muy posible que no haya nueva autovía a Porriño ni siquiera a largo plazo y quizá haya que pagar por circular por la impresentable A-55. Todo un éxito, sin duda. Continuará...
 

Comentarios