España

Marlaska destituye también al general Santafé, número 3 de la Guardia Civil

España

España

Marlaska destituye también al general Santafé, número 3 de la Guardia Civil

Fernando Santafé, el general destituido por Marlaska.
photo_cameraFernando Santafé, el general destituido por Marlaska.
Interior justifica las decisiones en el "nuevo impulso ante los retos de seguridad del siglo XXI" que ha de afrontar el cuerpo

 El general de división Félix Blázquez González, fue propuesto por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para nuevo Mando de Operaciones de la Guardia Civil, el número tres del cuerpo, en sustitución del teniente general Fernando Santafé, quien fue destituido horas después de que Marlaska hiciera lo propio con el coronel Diego Pérez de los Cobos en la jefatura de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, por el informe sobre el 8-M remitido al juzgado a petición de la instructora encargada de la investigación de la gestión de la crisis por parte del Gobierno.
Tras esta primera destitución, el número dos del cuerpo, el Director Adjunto Operativo (DAO), el teniente general Laurentino Ceña, acudió al ministerio para comunicar a  Marlaska su cese en el puesto. Según informó el ministerio, Marlaska convino con la ministra de Defensa, Margarita Robles, el ascenso a teniente general del general de división Félix Blázquez, que será nombrado jefe del Mando de Operaciones de la Dirección Ajunta Operativa de la Guardia Civil.
El general Blázquez era hasta ahora Autoridad Nacional de Coordinación de las actuaciones para hacer frente a la inmigración irregular en la zona del Estrecho de Gibraltar, mar de Alborán y aguas adyacentes.

justificación
La propuesta de este nuevo empleo y destino para el general Blázquez se suma a la realizada el martes para el general Pablo Salas como director adjunto operativo del Cuerpo y se enmarcan "en el nuevo impulso", en palabras de Interior,  que "se le quiere dar a la Guardia Civil ante los restos de la seguridad del siglo XXI".
La propuesta del general Blázquez para asumir el Mando de Operaciones supone el cese en el mismo del teniente general Fernando Santafé Soler, quien será propuesto para ocupar un nuevo destino en la Dirección del Centro Universitario de la Guardia Civil. Mientras se produce este nombramiento, Santafé "estará encuadrado administrativamente en el Ministerio del Interior, en una plaza acorde a su categoría", subraya la nota.
Félix Blázquez obtuvo el empleo de teniente en el año 1981 tras cursar sus estudios en la Academia General Militar de Zaragoza y en la Academia Especial de la Guardia Civil. A lo largo de sus 40 años de servicio en el Cuerpo ha ocupado diversos destinos, entre los que se encuentran Tráfico en Burgos, Servicio de Información y Policía Judicial en Madrid, Jefatura de Personal, Mando de la Zona del País Vasco y Mando de la Jefatura de Unidades Especiales y de Reserva.
Por su parte, la Abogacía del Estado, ejerciendo la defensa del delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, apeló a la Audiencia de Madrid solicitando la revocación del auto por el que la juez Carmen Rodríguez-Medel abrió la investigación penal por permitir la manifestación del 8-M en Madrid. El escrito carga duramente contra la instructora, a la que acusa de convertir la instrucción "en una causa general acerca de la gestión de la crisis sanitaria" por parte del Gobierno central. 

La oposición ve intolerables las "purgas" en el instituto armado y pide el cese del ministro

PP, Vox y Ciudadanos acusaron ayer al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, de llevar a cabo una "purga" con "ceses" en la Guardia Civil y calificaron de "escándalo" el relevo ayer del número tres del cuerpo, el teniente general Fernando Santafé, por el general de división Félix Blázquez González. Lo manifestaron en sus cuentas de Twitter dirigentes de los tres partidos tras conocerse que Grande-Marlaska propuso a Blázquez para el Mando de Operaciones de la Guardia Civil en sustitución Santafé, que fue destituido horas después de que el ministro "despidiera" al coronel Diego Pérez de los Cobos en la jefatura de la comandancia en Madrid, por el informe sobre el 8-M remitido al juzgado.
El líder del PP, Pablo Casado, afirmó que "sigue la purga en la Guardia Civil", al tiempo quecalificó  el relevo de "escándalo" que se suma "a las instrucciones" del Gobierno a mandos "para limitar las críticas" por la gestión de la pandemia, así como al cese en 2018 del coronel jefe de la Unidad Central Operativa (UCO), Manuel Sánchez Corbí. "A quien debe cesar Pedro Sánchez ya es a Marlaska", escribió Casado en la red.

digerir escándalos
El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monterors, aseguró que "no da tiempo a digerir los escándalos" del Ejecutivo con "nuevos que van tapando a los de unas horas antes" y ha considerado que el número tres de la Guardia Civil "deja el puesto" por "el escándalo" provocado por Grande-Marlaska con los ceses anteriores.
Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, expresó lo siguiente: "Intolerable. Marlaska fulmina también al número tres de la Guardia Civil, el teniente general Santafé. Otro servidor público que paga las arbitrariedades y el autoritarismo de este ministro nefasto, el único que verdaderamente sobra en Interior". 

Querella de Vox contra dirigentes de Interior por revelar secretos y prevaricar

La diputada de Vox Macarena Olona anunció ayer que su partido ha presentado una querella contra el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, por las llamadas que se realizaron el domingo al coronel jefe de la Comandancia de Madrid destituido de su cargo, Diego Pérez de los Cobos. Posteriormente, en un comunicado, Vox informó de que se ha dirigido a los juzgados de instrucción de Madrid, donde presentó el escrito por los presuntos delitos de obstrucción a la justicia, represalias y prevaricación, recogidos en los artículos 464 y 404 del Código Penal.
Ante el anuncio de este partido, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, defendió a su equipo por ser unos "excelentes profesionales" después de que Vox le augurase que "va a caer por sus subordinados", en referencia a las supuestas injerencias para conocer el informe de la Guardia Civil sobre la manifestación del 8-M y el inicio del contagio de coronavirus. 

Más en España
Comentarios