Atlántico

ECONOMÍA

Barreras se vacía y ya solo tiene un 20% de trabajadores

Las auxiliares buscan recolocar al personal pero proliferan los despidos. 
Las empresas proveedoras seguían esta semana abandonando los trabajos en el astillero.
Las empresas proveedoras seguían esta semana abandonando los trabajos en el astillero.
Barreras se vacía y ya solo tiene un 20% de trabajadores

La situación de Barreras ha cambiado al cien por cien de la noche a la mañana. De tener a cerca de 1.000 trabajadores en las instalaciones -entre propios y de las empresas auxiliares- a contar hoy con los apenas 200 que tiene en plantilla. El comité de empresa descarta que ya se vaya a plantear un ERE para afrontar esta situación, si bien todas las partes piden celeridad. 

Los acreedores son los más interesados en que esta situación se resuelva cuanto antes y ya empiezan a mover ficha buscando recolocaciones de personal o rescisión de contratos, que es lo que se prevé en muchos casos. "Si pasamos de un mes, se bloquea y sería mucho más difícil, las empresas necesitan información para saber cómo actuar", indica Alberto Rocha, portavoz de la plataforma de afectados que agrupa a una treintena de compañías entre proveedores y subcontratas.
Todas han ido abandonando el astillero en los últimos días, retirando material y trabajadores hasta que no se despejen las dudas sobre el preconcurso, pero sobre todo sobre el accionariado porque "con una cúpula descabezada es mucho más difícil hablar", señala Rocha. 
Y es que tanto los acreedores como el comité tienen al abogado del astillero como interlocutor con el consejo y a la espera de este cambio de dueños que todas las partes apuntan a que se produzca los más rápido posible para poder empezar a negociar en el marco del preconcurso de acreedores en el que está inmerso la empresa. Tienen 4 meses, hasta el 2 de febrero, para negociar la deuda que, según las primeras estimaciones rondaría los 20 millones de euros. Si pasados los tres primeros meses no hay acuerdo, se podría presentar o instar concurso. 
El astillero tiene en estos momentos cuatro barcos en cartera, valorados en algo más de 1.000 millones de euros. El crucero de lujo para Ritz-Carlton generaba cerca de un millar de empleos, mientras que los dos buques para la naviera noruega Havila llevan varios meses paralizados por supuestos impagos por parte de la armadora. El otro barco es un ferri para Armas, que estaría en fase de diseño y que ahora se encuentra también en 'stand by' a la espera de que el consejo de Barreras, Pemex (principal accionista con un 51%) y el fondo de inversión norteamericano Oatkree negocien el traspaso de acciones. García Costas (que tiene un 24,5%) ya manifestó su intención de desprenderse de su participación.n