Deporte local

La afición llama a la puerta

Deporte local

Celta

La afición llama a la puerta

Los aficionados del Celta no podrán dar color a las gradas de Balaídos en lo que resta de temporada.
photo_cameraLos aficionados del Celta no podrán dar color a las gradas de Balaídos en lo que resta de temporada.
Las peñas del Celta preparan reuniones para ver el partido contra el Villarreal, algunas de ellas cerca de Balaídos
Dicen que el fútbol está hecho para ella, que sin la afición sólo sería un ejercicio más o menos sano, nada relevante. Y algo de eso había hasta que llegó el coronavirus y los que mandan decidieron borrar de la ecuación a los que pagan. La Liga volverá el próximo día 11, pero lo hará a puerta cerrada y los aficionados no renuncian a su papel. Al menos los del Celta, que para el primer partido de su equipo tras el confinamiento, ante el Villarreal, preparan reuniones en casas particulares o en sus sedes –algunas cerca de Balaídos– para ver el choque en compañía, siempre siguiendo las normas de prevención de contagios que siguen vigentes. Los seguidores celestes se niegan a ver el fútbol en solitario y rechazan también cualquiera de las ideas que se han barajado para sustituirlos en las gradas: desde pantallas hasta maniquíes, pasando por muñecos de cartón o sonidos enlatados.
"La verdad es que hay ganas de juntarse con los amigos de la peña. Siempre las hay, cuánto más tras estos meses y sin poder ir al campo. Las condiciones son las que son y habrá que respetarlas, pero por suerte nuestra sede ha podido reabrir y tiene espacio para cumplir con creces los requisitos, así que habrá miembros de nuestra peña allí", afirma Alberto Fraga, presidente de la peña Irmandiños 1923, que sobre las ideas que se han probado en otros países para ambientar los estadios vacíos asegura que "personalmente, la mayoría me parecen bastante absurdas. No entiendo la necesidad de fingir algo que todos sabemos que no es real. El fútbol vuelve de una manera atípica, es lo que hay y no lo va a ser menos por muchas ocurrencias de estas que se saquen de la manga".
La peña Boinas Celestes, que preside Jesús Veiga, tenía previsto acercarse a Balaídos el día del partido contra el Villarreal, pero al final ha tenido que cambiar de opinión. "Tenemos pensado hacer algo en casa de alguno de los directivos, aunque al final con los límites del número de personas que pueden estar juntas va a ser un poco difícil. Pero sí que intentaremos reunirnos en varias casas y verlo así", señala Veiga, que recuerda que en un principio "íbamos a ir al bar donde nos solíamos juntar, el Trasno, que está justo enfrente de la grada de Tribuna, pero debido a la situación de crisis en la hostelería por el coronavirus, el bar va a tener que cerrar y ya no va a volver a abrir. Entonces tampoco podríamos verlo allí si quisiésemos. Y , además, nos parece mucho más importante que bares o comercios pequeños estén cerrando, que el hecho de que vuelva la Liga".
En cuanto a las ideas para cubrir las gradas vacías, apunta que "en Dinamarca se hizo algo a través de la plataforma Zoom, en Alemania están poniendo figuras de cartón... Yo creo que lo mejor sería dejar el estadio vacío y sin sonido, tal cual. Porque al final estás sustituyendo al aficionado por un audio o por imágenes ficticias. Hay que ver la situación tal y como es: un estadio vacío y con el sonido ambiente real, no ficticio".
Dani Iglesias, presidente de la peña Natxo Insa, explica que "nuestra peña tiene dos sedes, una diurna y una nocturna, y parece se va a montar algo en la diurna, que está en los aledaños de Balaídos, en la calle Manuel de Castro. Sería en una terraza interior y con la distancia de seguridad entre nosotros. Todavía tengo que ver cómo lo planteamos".
Iglesias tampoco quiere imitaciones en las gradas: "Prefiero que no haya nadie y que nos echen de menos para que así, cuando volvamos, tengan ganas de vernos. Lo que se haga está bien, pero no es lo mismo porque además Balaídos aprieta bastante en comparación con otros estadios. Vas a San Mamés, por ejemplo, y ves que aprietan poco. Aunque nos quejamos muchas veces porque estamos lejos del campo, en Balaídos se aprieta. Estas soluciones no las veo".
La peña Centolos Celestes es la única de las consultadas que no tiene previsto reunirse. "En principio, para el partido del Villareal no tenemos nada pensado porque somos muchos en la peña y es complicado poder juntarnos todos en algún sitio respetando las distancias", afirma su presidente, Iago Rodríguez, que rechaza cualquier idea para tapar la falta de aficionados en las gradas: "Sinceramente, el fútbol sin espectador es lamentable. No tiene emoción e incluso los jugadores lo notan. Los partidos de la Bundesliga parecen de solteros contra casados. Cualquier cosa que hagan no tendrá sentido". n

Más en Deporte local
Comentarios